El código Miguel Ángel I: El Moisés
Los Divulgadores
La famosa novela el “Código Da Vinci” de Dan Brown, nos presentó una ficción histórica en la que algunas obras del genio italiano escondían una atrevida tradición que fue desterrada por la Iglesia Católica. Pero, ¿qué pasaría si otro de los íconos del Renacimiento, como Miguel Ángel Buonarroti (1475-1564), sí hubiese escondido deliberadamente mensajes de un conocimiento secreto en varias de sus obras? El código Miguel Ángel I: El Moisés
    codigo miguel angel esoterismo moises cuernos
    Print Friendly

    El código Miguel Ángel I: El Moisés

    11 junio, 2013 por
    codigo miguel angel

    Michelangelo di Lodovico Buonarroti Simoni, que pasó a la historia como Miguel Angel, nació en el pueblo Caprese, en la región de Toscana.

    La famosa novela el “Código Da Vinci” de Dan Brown, nos presentó una ficción histórica en la que algunas obras del genio italiano escondían una atrevida tradición que fue desterrada por la Iglesia Católica. Según la novela, María Magdalena habría tenido un hijo con Jesús y los indicios de esta unión estarían disimulados en el cuadro “La Ultima Cena”. Muchos investigadores han tratado de probar la autenticidad de las especulaciones de Dan Brown pero la impresión general es que se trata de una interpretación antojadiza de la obra de Leonardo.

    Pero,  ¿qué pasaría si otro de los íconos del Renacimiento, como Miguel Ángel Buonarroti (1475-1564), sí hubiese escondido deliberadamente mensajes de un conocimiento secreto en varias de sus obras?

    En esta serie de entregas, vamos a emprender un viaje iniciático que nos llevará por un laberinto de sectas milenarias, de símbolos mágicos, de personajes misteriosos, de textos perdidos y de claves esotéricas ocultas en el mismo seno de la Iglesia Católica.

    Se trata de revelar una verdad que desde tiempos inmemoriales ha sido preservada y es conocida por los iniciados de las escuelas mistéricas : la mente precedió a la materia en la creación del universo.

    Los cuernos del Moisés

    Entre dos columnas de mármol de la Basílica de San Pietro in Vincoli, ubicada en Roma, se encuentra una imponente escultura de Moisés, el patriarca bíblico que abrió las aguas del Mar Rojo, realizada por el genio renacentista Miguel Ángel Buonarroti.

    Quienes se acercan a la escultura quedan sorprendidos por la hiperreal expresión de furia que Miguel Ángel le supo imprimir a la obra, dándole a la piedra insospechados límites expresivos.

    codigo miguel angel moises san pedro in vincoli

    A la izquierda, detalle de la nave central de la Basílica de San Pietro in Vincoli en Roma. A la derecha, el Moisés de Miguel Angel que se encuentra a uno de los lados del altar.

    El Moisés de Miguel Ángel tiene una expresión facial y corpórea tan natural que quienes lo observan sostienen que el personaje atrapado en la piedra llega a comunicarles sus emociones y pensamientos. Quizás, esto fue lo que cautivó al padre del psicoanálisis Sigmund Freud (1856-1939) que, en el año 1913, pasó tres semanas observando la estatua con la intención de dilucidar el estado emocional del personaje. Esto posiblemente inspiró su ensayo “El Moisés de Miguel Ángel” (1914):

    “..Ninguna estatua ha tenido jamás una impresión más fuerte en mi que esta. Cuantas veces he subido los empinados escalones de la desagradable calle del Corso Cavour hacia la soltaria plaza dónde se encuentra la abandonada iglesia y he tratado de soportar el enfurecido desprecio de la mirada del héroe…como si yo mismo perteneciese a la turba que esta observando.” (“El Moisés de Miguel Ángel”. Sigmund Freud, 1914)

    Sin embargo, el Moisés de Miguel Ángel tiene un elemento mucho más importante que ha sido menospreciado por la mayoría de historiadores del arte. La estatua tiene dos protuberancias, en forma de cuernos, que sobresalen a cada lado de la cabeza.

    Para la historia tradicional, los cuernos del Moisés son producto de una mala traducción, del hebreo al latín, del pasaje de la Biblia conocida como la Vulgata Latina, que el artista utilizó como inspiración para su obra.

    Existe, sin embargo, otra explicación que para Los Divulgadores es mucho más convincente. Los cuernos esconden un mensaje oculto sobre la evolución del hombre y su verdadero potencial espiritual.

    Codigo Miguel Angel cuernos Moises esoterismo

    Detalle de los controversiales cuernos que el artista esculpió en la cabeza del Moisés.

    Una tumba colosal

    La escultura tiene aproximadamente dos metros y medio de alto y se encuentra en la tumba del Papa Julio II al interior de la Basílica de San Pietro in Vincoli o San Pedro Encadenado en Roma, dónde, según la Iglesia Católica, se encuentran las cadenas que aprisionaron a San Pedro.

    Moisés está sentado sobre una maciza estructura en forma de silla con una mirada que expresa, al mismo tiempo, ira, dolor y desprecio. Su mano derecha protege las tablas de los diez mandamientos y, al mismo tiempo, juega con su larga barba dándole un aire reflexivo al personaje. La mano izquierda, un poco más abajo, descansa sobre su vientre. El torso está orientado hacia la derecha del personaje y su rostro mira hacia el lado opuesto, generando una sensación de dinamismo en la obra.

    Originalmente, el rostro del Moisés, pieza fundamental de la obra, miraba hacia el frente. Pero, en 1540, cuando la escultura fue llevada al lugar en el que se encuentra actualmente, Miguel Ángel decidió cambiar la orientación del rostro para que recibiera la luz que ilumina ese rincón de la basílica.

    Miguel Ángel, con menos de treinta años de edad, terminó de esculpir alrededor del año 1504 el “David”, que fue entonces considerada la escultura más hermosa jamás realizada. Es así como la fama de Miguel Ángel llegó a oídos del Papa Julio II (1443-1513), quien le encargó que construyera y decorara para él, la tumba más imponente de la historia.

    Según los planes trazados por Buonarroti, la tumba del Papa Julio II tendría una estructura de tres pisos adornada con más de treinta estatuas, entre ellas la del Moises, la mayoría de dos a tres metros de alto, y estaría coronada por la imponente figura central del Papa.

    codigo miguel angel tumba julio II moises cuernos

    Detalle de la reconstrucción frontal y lateral del proyecto arquitectónico original, de 1505,  para el mausoleo de Julio II diseñada por Miguel Angel. Nótese, la presencia de Moises en el segundo nivel.

    Tomando en cuenta el perfeccionismo de Miguel Ángel, el trabajo necesario para terminar el ambicioso proyecto podría haberle tomado lo que le restaba de vida. Sin embargo, nunca sabremos si el artista realmente pudo haber terminado la monumental tumba puesto que el mismo Papa Julio II le pidió que detuviera los trabajos y se dedicase a pintar el techo de la Capilla Sixtina.

    Luego de la muerte del Papa Julio II en 1513, sus herederos presionaron a Miguel Ángel para que acabase la tumba. Ante el apremio, el escultor tuvo que reducir de manera considerable su proyecto original y logró terminar la obra alrededor del año 1515.

    Un extraño Moisés

    La historia nos cuenta que Miguel Ángel le puso cuernos a la cabeza del Moisés porque el artista estaba tratando de retratar el momento en el que Moisés baja “resplandeciente” de la montaña con las tablas de los diez mandamientos. Según esta versión, los cuernos son un error de traducción del hebreo al latín pues el pasaje bíblico, en hebreo, cuenta que cuando Moisés descendió de la montaña tenía el rostro “resplandeciente” o “con cuernos”. La palabra hebrea aceptaba ambas acepciones pero se tradujo como “con cuernos”.

    Para que esta explicación tenga sentido, al margen del supuesto error de traducción del hebreo al latín, la escultura de Miguel Ángel debería representar un momento preciso en la historia de Moisés y las tablas de la ley.

    Veamos si es así.

    codigo miguel angel moises cuernos esoterismo

    A la izquierda, la mirada de furia contenida. A la izquierda abajo, las tablas de la ley vacías; arriba, los polémicos cuernos.

    Según el libro del Éxodo, Moisés subió dos veces al Monte Sinaí. En la primera, recibió las tablas de la ley creadas y escritas por Dios. Antes de bajar del monte, Dios le reveló que su pueblo estaba adorando a dioses paganos. Moisés, entonces, bajó enfurecido y ante semejante afrenta a su Dios, estrelló las tablas de piedra contra el monte.

    Días después, Dios le pidió a Moisés que subiera al monte una vez más llevando consigo dos piedras lisas en las que iba a escribir de nuevo sus mandamientos. Es en ese momento, después de que Dios escribió por segunda vez las tablas de la ley, cuando Moisés baja del monte “resplandeciente” o “con cuernos” en la cabeza, siempre según la Biblia conocida como la Vulgata Latina que Miguel Ángel utilizó como fuente de información.

    Si analizamos con detenimiento los detalles de la narración del Éxodo, nos daremos cuenta que el Moisés de Miguel Ángel no está representado en un momento exacto del relato sino que es una mezcla de tres momentos diferentes:

    El primer momento se denota en la expresión de furia de su mirada al observar que su pueblo está adorando a dioses paganos. Esto corresponde a la primera vez que Moisés bajó del Monte Sinaí con las primeras tablas escritas por Dios.

    Un segundo momento nos lo indican las piedras lisas, aún sin la escritura de Dios, que lleva en su mano derecha. Esto solo coincide con el tiempo en el que Moisés tiene las piedras lisas, sin escribir, antes de subir por segunda vez al Monte Sinaí.

    El tercer momento está expresado en los “cuernos” que tiene el Moisés en la cabeza y que le atribuye la narración, cuando éste baja por segunda vez del Monte Sinaí con las tablas ya escritas.

    codigo miguel angel moises cuernos esoterismo

    Vista frontal y lateral del Moisés.

    Lo anterior descarta la posibilidad de que Miguel Ángel haya puesto los cuernos como consecuencia de un simple error de traducción ya que el artista no estaba representando un momento exacto en la vida del patriarca sino que quiso plasmar la dimensión espiritual del personaje.

    Pero, aún así, tratemos de entender el supuesto error de traducción.

    Los cuernos de la Vulgata Latina

    En los tiempos en los que Miguel Ángel esculpió el Moisés, a inicio del siglo XVI, la Biblia era de estricto uso eclesiástico. Es decir, solo los miembros del clero tenían una copia que utilizaban para las misas y otros rituales católicos. Esta copia estaba escrita en latín, era conocida como la Vulgata Latina y fue la que utilizó Miguel Ángel.

    ¿De dónde provenía esta versión de la Biblia conocida como la Vulgata Latina?

    A finales del siglo IV, es decir, mil años antes de que Miguel Ángel diera vida al Moisés de mármol, las Biblias que utilizaban las parroquias de las diferentes comunidades católicas para sus misas eran una simple colección de manuscritos que, en la mayoría de los casos, no habían sido revisados para determinar si respondían a la versión correcta del texto.

    Por ejemplo, el manuscrito en el que se encontraba el libro del Apocalipsis que poseía la comunidad de Tesalónica tenía un texto diferente al manuscrito que contenía el Apocalipsis que poseía la comunidad de Corinto.

    codigo miguel angel moises cuernos san jeronimo vulgata karan

    San Jerónimo de Estridón (347-420 d.C.), compilador y traductor de la Vulgata Latina.

    El Papa Dámaso I (305-384 d.C.) se percató de esta caótica situación y le encargó a uno de los intelectuales romanos más renombrados de la época, Jerónimo de Estridón (347-420 d.C.), que compilase una versión de la Biblia valiéndose de los mejores y más antiguos manuscritos griegos y hebreos. Esta sería la versión “oficial” que debía ser copiada y distribuida a los obispos y presbíteros de las diferentes iglesias.

    Los pasajes en los que se inspiró Miguel Ángel para esculpir el Moisés pertenecen al libro del Éxodo del Antiguo Testamento de la Vulgata Latina. El texto que hace referencia a los “cuernos” de Moisés se encuentra en los versículos 29, 30 y 35 del capítulo 34 del libro del Éxodo. En estos tres versículos, Jerónimo encontró la palabra hebrea “karan”, que puede traducirse como “resplandeciente” o como “con cuernos” y decidió traducirla como “con cuernos” utilizando el latín “cornuta” y “cornutam”.

    En nuestras biblias actuales estos tres versículos han sido traducidos de otra manera. Dependiendo de la versión de la Biblia que tengamos, estos tres versículos narran que la piel del rostro de Moisés resplandecía o estaba iluminada.

    Para Los Divulgadores, que Jerónimo se haya equivocado o no en la traducción es irrelevante ya que, como acabamos de explicar, Miguel Ángel no estaba representando un momento exacto en la vida de Moisés. Además, el artista tenía acceso a la magnífica Biblioteca de los Medicis donde encontraría muchas versiones diferentes del Antiguo Testamento, era amigo personal del Papa y, como veremos en la siguiente entrega, conocía los secretos de las antigua escuelas mistéricas.

    codigo miguel angel esoterismo moises cuernos

    Miguel Angel habría tratado de expresar la dimensión espiritual de Moisés.

    Por último, si la Vulgata Latina se había compilado a finales del siglo IV, es decir, más de mil años antes de que Miguel Ángel esculpiera el Moisés, no les parece que es pertinente preguntarse: ¿Por qué nadie le dijo a Miguel Ángel que el tema de los cuernos de Moisés era un asunto controversial? o ¿Miguel Ángel sí estaba al corriente de la controversia y decidió ponérselos por otra razón?

    ¿Cuál sería entonces esa razón?

    “Pero aquí se objetará que, después de todo, este no es el Moisés de la Biblia. Por que Moisés realmente cayó en un ataque de furia y tiró las Tablas y las rompió. Este Moisés es un hombre muy diferente, un nuevo Moisés de la concepción del artista, por lo que Miguel Ángel debe haber tenido la osadía de enmendar el texto sagrado y de falsificar la naturaleza de este hombre santo. ¿Podemos pensar que Miguel Angel fue capaz de una audacia que casi podría decirse que se acerca a un acto de blasfemia?” (“El Moisés de Miguel Ángel”. Sigmund Freud, 1914)

    En la próxima entrega de esta serie veremos como Miguel Ángel tuvo acceso a otras fuentes de conocimiento diferentes a las de la tradición católica y empezaremos a revelar el verdadero significado de los cuernos del Moisés.

    Fuentes:

    – “La Vite de’ più eccellenti pittori, scultori, e architettori da Cimabue insino a’ tempi nostri”. Giorgio Vasari. 1550.
    “El Moisés de Michelangelo”. Sigmund Freud. 1914.
    – “Secret History of the World”. Mark Booth. 2010.
    – “The Text of the New Testament: Its Transmission, Corruption, and Restoration (4th Edition)”. Bruce Metzger.2005.
    – “Bible in Translation, The: Ancient and English Versions”. Bruce Metzger. 2001.
    Smart History

    Historias relacionadas:

    Historias relacionadas

    El código Miguel Ángel I: El Moisés
    Arcano

    Comparte este artículo

    Alan Brain

    Alan Brain

    Comunicador audiovisual e investigador independiente. En Los Divulgadores, Alan Brain cubre los rubros de astronomía, ciencia, estudios bíblicos y extraterrestres, entre otros. “Un divulgador necesita ser, al mismo tiempo, un investigador exhaustivo, un traductor riguroso y un buen narrador.” @alanbrain.

    Los Divulgadores han regresado

    Entrada siguiente »

    El código Miguel Ángel II: El otro renacimiento

    8 Comentarios

    mostrar comentarios + esconder comentarios -
    1. / 19 agosto, 2013

      Excelente escrito!!

    2. Mmmmmm EseSíÉs Moi-sés : )
      / 29 junio, 2013

      Este Moisés “sirve” los “otros” son “huecos”.
      Miguel Angel un genio, le aprecio muchísimo…

      Comparad lo que aquí se está diciendo con el pasaje de “la lucha” con los sacerdotes egipcios, frente al faraón, durante las siete plagas… aquel sí era Moises.

      Mostró su poder a los sacerdotes y:
      ¡VARIOS! de ellos…
      ¡Hicieron exactamente lo mismo él!…
      Y ¡entre todos ellos incluido Moisés había complicidad en Conocimiento!…
      Y ¡en Acciones!…
      Y ¡todos se respetaban integramente!…
      Al finalizar todos respetaron la impresionante “Fuerza” de Moisés, era la misma que la que ellos tenían “despierta”, pero en él era superior…

      Incluso le catalogaron (sin decirlo) como superior en dignidad espiritual Verdadera…
      Superior en los mismos Conocimientos…
      Superior en Dignidad  Verdadera “Adquirida”…
      Superior en “Realización Humana Interna”…
      Todos ellos eran esforzados “hombres”, camino de “hacerse” “Hombres” “Verdaderos”…

      ¡Hay las religiones…!
      Son “tonterías” para los que no “entienden”…
      No son “científicas” para los “bobos intelectualeros”, según ellos son propias de “capullos”…
      Pero tiene truco: Las “religiones” ENCIERRAN algo muy valioso para la humanidad…

      Quién creéis que ¡ES! Jesús El Cristo, creéis que sus palabras no sirvieron…
      Pues sí sirvieron, y siguen vivas, y JAMÁS podrán morir, y todo El Universo las oye…
      Pero tiene truco, tienen múltiples significados, todos ellos concordantes, en niveles de comprensión más y más profundos, todos entendemos algo, y podemos seguir entendiendo “algo” cada vez más profundamente…
      Los niños entienden mas que nosotros. Cuando éramos niños entendíamos mas que ahora, salvo que sigamos siendo “niños de cualquier edad”…

      Las religiones NO son lo mismo que “El Re-Ligare”… ¡”El Re-Ligare” sí es “lo” interesante!
      El “truco” es que las claves del “Re-Ligare” están dentro de todas la religiones, de cualquiera de ellas. aunque las clases sacerdotales no sean nada, ni sus palabras, ni tampoco sus libros, las historias de las religiones son siniestras, demenciales, horribles, inhumanas, asesinas, completamente antiespirituales…
       
      ¡Pero tiene truco!… : )

    3. Alan Brain
      / 23 junio, 2013

      Hola Oscar,

      Te cuento que he leído la respuesta de este muchacho llamado Javi y luego de reflexionar he tomado una decisión draconiana. Sinceramente, no tengo la menor intención de perder el tiempo discutiendo con personas que jamas entenderán lo que hacemos aquí.

      La vida es muy corta para desperdiciarla discutiendo con personas que jamás entenderán nuestro punto de vista y que, además, sin que nadie se los pida, pretenden erigirse como autoridades sobre cualquier tema basándose en la simple lógica y en cuatro miserables búsquedas de google. Yo entiendo que esto es provocado por el vacío espiritual de estas personas que sin darse cuenta han convertido a la ciencia y al metodo científico en su dios personal.

      Yo no puedo discutir con alguien cegado por la fe, y aunque suene contradictorio, la ciencia y el metodo científico son la “fe” de muchas personas que solo creen en lo que acepta la ciencia como verdad y que no son capaces de ver con sus propios ojos. El problema es que estos tipos, además de estar cegados por el obsoleto metodo científico, se creen dueños absolutos de la verdad en cualquier tema basándose en simples ejercicios de lógica y apoyándose en tres búsquedas del nuevo oráculo del milenio, Google.

      Su objetivo en este sitio, no es avanzar conceptos, intercambiar ideas o algo parecido, sino simplemente demostrar que ellos tienen la verdad y que todos los demás están equivocados. Por eso, en una decisión higiénica, desde ahora, cualquier comentario que, en lugar de aportar algo al tema o avanzar conceptos sobre el tema, se limite a decir, “esto es correcto y esto está equivocado” sin sustentarlo debidamente sino apoyándose en la fuerza de la tradición y del paradigma cientifico dominante será baneado sin más.

      ¿Por qué? porque en este blog no nos guiamos por el paradigma cientifico dominante que, a todas luces, no alcanza a explicar la realidad del universo en el que vivimos. Entonces, como aqui no comulgamos con el paradigma cientifico dominante no aceptamos razonamientos que se basen exclusivamente en el mismo.

      Entonces, paso a borrar todos los comentarios, de esta entrada, que caigan en esa definición pues no aportan nada al tema sino que simplemente tratan de erigirse como autoridades cuando ni siquiera saben de lo que están hablando. Quizás, mi decision es radical pero considero el tiempo un bien demasiado valioso como para desperdiciarlo de una manera tan estúpida.

      Es más, pondre un cartel en la pagina de inicio que dira “Bienvenidos los pensadores de mente abierta. Otros, abstenerse…”.

      Hay que empezar a llamar a las cosas por su nombre, y aquí no se aceptan fanáticos, ni religiosos, ni de la ciencia…

      Un abrazo

      Alan

    4. Oscar Mercado
      / 21 junio, 2013

      Hola Manuel,

      Gracias por tus atinados comentarios. En cuanto a Luis Aragones, que sigue sin equipo, hay que reconocer que el extraordinario fùtbol que muestra hoy la seleccion española, se lo debe en buena parte a él.

      Espero sigamos en contacto.

      Saludos

      Oscar

    5. Manuel
      / 21 junio, 2013

      No pierdan el tiempo dando explicaciones a alguien cuya única intención y necesidad es la discusión.

       

      Recriminar a alguien cuyo pecado es hacer uso de su derecho a disponer de su propio blog y divulgar sus ideas es demencial y poco respetuoso. Máxime cuando se dispone de medios para exponer las ideas contrarias. Es como pensar que las inexactitudes de Wikipedia deben contestarse con exabruptos y desprecios. Con aportar conocimiento en otro medio diferente de lo que uno sabe y opina es suficiente. A mi no me preocupa nada ni los cuernos ni Miguel Ángel ni la religión y sus variantes, y no por ello diré que soy sexador de ángeles como Luis Aragonés lo es de aves de corral.

    6. Alan Brain
      / 12 junio, 2013

      Hola Percy,

      Gracias por tu comentario. Justamente nosotros sostenemos que Miguel Angel conocía bien ese saber mistérico y gnostico.

      Saludos

      Alan

    7. Percy
      / 11 junio, 2013

      Se da muchas vueltas sobre los cuernos. Para los estudiantes gnòsticos significa Poder, aquel que a trabajado con sus Fuerzas Sexuales, que ha despertado conciencia. En el desierto el llevaba la vara, el bàculo, sìmbolo de Poder que luego se transformaba en serpiente, esto es pura Magia, tenìa Poder sobre la naturaleza, las aguas, los vientos, etc, etc. Esto sòlo es posible para alguien que hubiese transmutado sus Energìas Sexuales. A estos seres se les representa con afinidad con el macho cabrìo, por su potencia sexual y los cuernos como sìmbolo de haber trascendido. Asì mismo el Arca del Alianza tambièn tenìa 4 cuernos de macho cabrìo, siempre con el significado que no cualquiera podìa transportarlo, sòlo aquellos que habìan trabajado con sus fuerzas internas. Es por eso que si alguna persona normal se acercaba a esta Arca, caìa fulminada.

      Si dudamos de esto revisemos el Èxodo, y cualquier tema gnìostico referente al Despertar de nuestras fuerzas internas, y asì entenderemos mejor el porque de los cuernos de Moisès.

    8. Juan Ruiz Trujillo
      / 11 junio, 2013

      Magnífico escrito muy bien documentado, los felicito

  • Isaac
    19-08-13

    Excelente escrito!!

  • Cristianismo

  • museo de la biblia steve green scott carroll bible museum

    El infame Museo de la Biblia

    En el 2017, en el corazón de Washington D.C, el multimillonario Steve Green abrirá las puertas del espectacular Museo de la Biblia. Una inversión de 800 millones ...

    Lea Más
  • BADALOCCHIO, Sisto The Dead Christ

    El verdadero final del evangelio de Marcos

    Entre los últimos versículos del evangelio canónico conocido como el evangelio de Marcos, duerme anestesiada una historia que demuestra que la Biblia más que la pura ...

    Lea Más
  • Explorar más entradas

    Más

    Annunakis

  • Anunnaki, Peru, extraterrestres, teshub, Wiracocha, Tiahuanacox

    Los Anunnaki: la conexión Perú VIII (la primera pista)

    La reconstrucción de la historia sobre la posible presencia Anunnaki en el Perú empieza a tomar forma y cobrar sentido como una cronología alternativa a la historia ...

    Lea Más
  • Anunnaki, tiahuanaco, Sitchin, posnansky, titicaca, oro

    Los Annunaki y los secretos del lago Titicaca

    En el altiplano boliviano, a 4,000 metros de altura y casi a orillas del lago Titicaca, yacen los restos pétreos de lo que continúa siendo uno de ...

    Lea Más
  • Explorar más entradas

    Más
    2012 Abducciones Anunnaki Astronomía Contacto extraterrestre Enki Enlil Exopolítica Extraterrestres Historia alternativa del Perú Historia de la biblia Jesucristo Mayas NASA Nibiru Nuevo Testamento Ovnis Raúl Julia Levy Sumerios Tormentas solares Vida extraterrestre Zecharia Sitchin