La insólita abducción de Pascagoula III: De polígrafos y debunkers
Los Divulgadores
En esta tercera entrega, revisaremos dos elementos fundamentales en este controvertido caso de abducción: la prueba del polígrafo realizada a Charlie Parker y uno de los principales argumentos de los debunkers, las cámaras del astillero Ingalls y los operadores de las garitas de control de los puentes del rio Pascagoula. La insólita abducción de Pascagoula III: De polígrafos y debunkers
    Charlie Hickson muestra una ilustración de lo sucedido la noche del 11 de octubre de 1973.
    Print Friendly

    La insólita abducción de Pascagoula III: De polígrafos y debunkers

    14 agosto, 2012 por
    Hickson Charlie Hickson Calvin Parker abduccion abducidos extraterrestres Pascagoula alienigenas

    Charlie Hickson mostrando la portada del libro que escribió con William Mendez titulado “UFO, Contact in Pascagoula” (“Ovni, contacto en Pascagoula”).

    En las dos entregas anteriores sobre el caso Pascagoula, revisamos la experiencia vivida por Charlie Hickson (1931-2011) y Calvin Parker la noche del 11 de Octubre de 1973 y relatamos los extraños acontecimientos que convirtieron al pueblo de Pascagoula en un circo extraterrestre.

    En esta tercera entrega, revisaremos trwa elementos fundamentales en este controvertido caso de abducción: la prueba del polígrafo realizada a Charlie Parker y dos de los principales argumentos de los debunkers que son las cámaras del astillero Ingalls y los operadores de las garitas de control de los puentes del rio Pascagoula.

    Colingo y el polígrafo del millón de dólares

    Sobre esta prueba existen dos versiones complementarias, la relatada por el periodista de la revista Rolling Stone Joe Eszterhas en su artículo titulado “Claw Men From Outer Space” (“Hombres garra del espacio”) basada en sus conversaciones con Joe Colingo, el abogado de los abducidos,  y la de William Mendez, coautor del libro “UFO, Contact in Pascagoula” (“OVNI, Contacto en Pascagoula”).

    Según el reportero de Rolling Stone, fue él mismo quien convenció al abogado Joe Colingo para que sometiera a Charlie Hickson a la prueba del polígrafo.

    En una de sus conversaciones con Joe Colingo, en octubre de 1973, Eszterhas le preguntó por la prueba. Colingo, probablemente, pensó que esta prueba convencería al reportero de Rolling Stone de la autenticidad de la historia y lo impulsaría a pagar una suma millonaria por los derechos de la misma. El abogado inmediatamente llamó a su amigo Charles Pendleton, cuyo hermano era el director de la Agencia de Detectives Pendleton en New Orleans y lo convenció diciéndole que fuera cual fuera el resultado de la prueba habría mucha publicidad. Pendleton envió a uno de sus hombres a Pascagoula para realizar la prueba del polígrafo a los abducidos.  Eszterhas, quien afirma haber estado en la oficina de Colingo cuando se realizó esta llamada telefónica, le preguntó a Colingo porque no contrataba a alguien de mayor prestigio para realizar la prueba. Colingo le respondió que eso le costaría alrededor de dos mil dólares.

    Hickson Charlie Hickson Calvin Parker abduccion abducidos extraterrestres Pascagoula alienigenas

    Charlie Hickson se sometió a una controversial prueba de polígrafo en octubre de 1973. La prueba realizada por Scott Glasgow determinó que Charlie estaba diciendo la verdad.

    Para ese entonces, Calvin Parker había sufrido una crisis nerviosa y estaba internado en un Hospital de Laurel, Mississippi. Por esa razón, Charlie tuvo que pasar la prueba del polígrafo solo.

    Cuando Colingo se enteró de que Parker no estaba disponible para realizar la prueba dijo indignado:

    “Espero que los malditos estén diciendo la verdad. Espero que no hayan inventado esto. No me importa lo que hayan declarado estos tarados, yo no creo en sus malditos hombres-garra pero hay mucho dinero involucrado.”

    Esta declaración de Colingo confirma, una vez más, que el único interés que el abogado tenía en el caso era el dinero.

    La prueba del polígrafo realizada por Scott Glasgow, enviado de la Agencia de detectives Pendleton, determinó que Charlie Hickson consideraba su relato como verdadero y que no estaba mintiendo.

    El debunker Philip Klass señaló que la prueba duró menos de una hora y que Scott Glasgow aún no había obtenido la certificación legal de la escuela de New York como operador de polígrafo y que por consiguiente no tenía suficiente experiencia. Lo cierto es que, como explica este estudio realizado por la Departamento de Consultas Tecnológicas del Congreso norteamericano, las pruebas de polígrafo pueden durar de una a tres horas dependiendo de las circunstancias. En cuanto a la experiencia de Glasgow, si bien es cierto que Scott Glasgow aún no había obtenido la certificación legal, este ya había terminado su formación como operador de polígrafo. Se puede poner en duda su experiencia pero no se puede descartar por completo el resultado de la prueba.

    Cabe destacar que aún no existe consenso sobre la validez de la prueba de polígrafo como evidencia en una corte.

    Hickson Charlie Hickson Calvin Parker abduccion abducidos extraterrestres Pascagoula alienigenas

    Scott Glasgow (izquierda) le explica al Sheriff Diamond los resultados de la prueba del polígrafo realizada a Charlie Hickson.

    Estos detalles han hecho que algunos debunkers sostengan que se escogió a este operador de polígrafo deliberadamente para que el resultado de la prueba fuera positivo ya que era amigo del abogado Colingo. La principal razón para descartar este argumento es que si Colingo hubiera arreglado el resultado de la prueba de antemano, la prueba habría sido realizada no solo a Hickson sino también a Parker y probablemente habría sido realizada por un operador certificado contratado para decir lo que Colingo quisiese que diga. No olvidemos que para Colingo la prueba era un arma fundamental en su retorcida cruzada por conseguir una oferta millonaria a cambio de los derechos de la historia.

    Si la prueba hubiera sido arreglada, Colingo se habría encargado de que Parker y Hickson pasaran la prueba y  el periodista Joe Eszterhas lo habría reportado claramente en su crónica del caso Pascagoula ya que fue testigo de todos los acontecimientos relacionados con la prueba.

    El investigador William Mendez, coautor del libro “UFO, Contact in Pascagoula” (“OVNI, Contacto en Pascagoula”) confirma el relato de Colingo sobre las circunstancias alrededor de la prueba del polígrafo. Según Mendez, Colingo y el Sheriff Diamond contactaron a varias agencias para realizar la prueba. Una de ellas solicitó que la prueba se realizase en sus instalaciones pero Colingo y Diamond no aceptaron movilizar a los abducidos. Esta agencia además requería el pago de unos cuantos cientos de dólares para realizar la prueba. Otra agencia se negó porque no había ningún crimen involucrado en el caso. Fue luego de estos intentos que Colingo decidió llamara su amigo Charles Pendleton y contactar a la Agencia de detectives del hermano de este último.

    Queda claro que en el tema de la prueba del polígrafo el motor de las decisiones que levantan sospechas fue la intención de Colingo de no pagar un dólar por la prueba, sea por la realizacion de la misma o sea en gasolina para transportar a Charlie y a Calvin a otra ciudad.

    Hickson Charlie Hickson Calvin Parker abduccion abducidos extraterrestres Pascagoula alienigenas

    Charlie Hickson (primero de la izquierda) en el pozo de petróleo de la familia Hickson. El pozo no generó mucho dinero pero ayudaba a aliviar la situacion económica de los Hickson.

    Luego de la prueba, Eszterhas le preguntó a Colingo si sometería a Charlie a otra prueba de polígrafo o si sometería a Calvin a la misma prueba. Colingo respondió que no era necesario, que una era suficiente y que no quería que nada arruinara las cosas.

    El investigador William Mendez también intentó realizar una segunda prueba de polígrafo a Charlie Hickson durante los años en los que investigó el caso. Mendez lo explica en su libro:

    “Cuando empecé a investigar el incidente Pascagoula mi intención era someter a Calvin y a Charlie a una prueba de polígrafo. Como un primer paso, consulté con una firma de operadores profesionales de polígrafo para discutir caul sería la mejor manera de realizar las pruebas. Por supuesto, nosotros queríamos que las pruebas fueran exhaustivas y objetivas. Lo que descubrimos fue que los operadores de polígrafo protegen extremadamente su reputación. Tanto así que empezamos a encontrar una gran dificultad en obtener una prueba objetiva ya que, obviamente, el resultado “sano” o “seguro” sería que Charlie y Calvin no estaban diciendo la verdad. También aprendimos que era posible “escoger” a un operador que concluiría lo que nosotros quisiéramos que concluya. Bajo estas condiciones decidimos olvidarnos de las pruebas de polígrafo…”

    En octubre de 1975 se realizó una conferencia sobre el tema ovni en Arkansas. El evento contó con la participación de destacados ufólogos como el Dr. Hynek, Stanton Friedman y el Dr. Harder. Los organizadores invitaron a Charlie Hickson y le pidieron que se sometiera a una nueva prueba de polígrafo durante la conferencia y Charlie aceptó. Horas antes de su aparición en la conferencia, Charlie se negó a realizar la prueba de polígrafo.

    Según el investigador William Mendez, quien en ese entonces ya se encontraba investigando el caso y era un amigo cercano de Hickson, este se negó porque se sintió incómodo al sentir la presión de la presencia de las luminarias de la ufología, quienes esperaban que Charlie pasara la prueba.

    Hickson Charlie Hickson Calvin Parker abduccion abducidos extraterrestres Pascagoula alienigenas

    Charlie Hickson murió en el 2011 convencido de que la experiencia que vivió la noche del 11 de octubre de 1973 fue real. (Foto por www.debshome.com)

    Además, por esos días, Charlie había contado casi siempre con William Mendez para asesorarlo en asuntos tecnológicos como, por ejemplo, la legitimidad de una prueba de polígrafo y la imparcialidad del operador de turno. Mendez, quien había planeado estar con Hickson en la conferencia, tuvo que cancelar su viaje a Arkansas en el último minuto y no pudo acompañar a Hickson.

    Las famosas cámaras del astillero Ingalls

    La mayoría de los artículos que sostienen que el caso Pascagoula es un fraude, se apoyan en la historia de las cámaras del astillero Ingalls, que colindaba con el lugar dónde ocurrió la abducción, que no registraron nada extraño la noche del 11 de octubre de 1973 y se apoyan también en el testimonio de los operadores de las garitas de control de los puentes del rio Pascagoula.

    Veamos que dice Wikipedia al respecto:

    “Investigaciones posteriores realizadas por Joe Eszterhas de la revista Rolling Stone revelaron información adicional, llevando a incrementar el escepticismo sobre la supuesta abducción.  El lugar donde supuestamente tuvo lugar la abducción y el aterrizaje del ovni estaba a plena vista de dos garitas de peaje que funcionaban las 24 horas del día y ningún operador vio nada esa noche. Además, el sitio de la abducción estaba en el rango de las cámaras de seguridad del astillero Ingalls, pero las cámaras no capturaron nada inusual esa noche.”

    Si buscamos en la web alguna referencia a esta investigación, solo encontraremos este párrafo repetido hasta el cansancio. Lo cierto que es Wikipedia y todas las demás webs que han hecho eco de este párrafo no están diciendo la verdad completa…fundamentalmente porque no se han preocupado en investigar o, al menos, en recurrir a la fuente de esa investigación.

    El extracto de Wikipedia, que se repite en toda la web, es un resumen de un fragmento del artículo que Joe Eszterhas escribió para la revista Rolling Stone, en enero de 1974, sobre el caso Pascagoula titulado “Claw Men From Outer Space” (“Hombres garra del espacio exterior”). En la imagen de abajo se puede apreciar el pasaje en cuestión. No hay más, eso es todo. El artículo de Eszterhas tiene más de 8 páginas pero solo un pequeño párrafo fue dedicado a este detalle.

    Hickson Charlie Hickson Calvin Parker abduccion abducidos extraterrestres Pascagoula alienigenas

    Este es el pequeño pasaje que el investigador Joe Eszterhas le dedica al tema de las cámaras de seguridad del astillero Ingalls y a las garitas de control de los puentes del rio Pascagoula, en su extenso artículo publicado en la edición de enero de 1974 de la revista Rolling Stone.

    Remitámonos a la fuente, veamos lo que dice:

    “Murphy Givens (periodista del periodico Mississippi Press Register)  habló con los oficiales del Sheriff, escuchó cínicamente los detalles, y se paseó por el pueblo haciendo preguntas. La zona de aterrizaje de los hombres-garra estaba en el campo de visión de dos garitas de control que funcionaban 24 horas al día: una de ellas trabajaba la vía ferroviaria entre Louisville y Nashville y la otra se encargaba del puente de la carretera número noventa. Murphy llamó por teléfono a los operadores y les preguntó si habían visto algo fuera de lo normal la noche del jueves. Bueno, ellos dijeron que no habían visto nada parecido a una cápsula espacial, si es que a eso se refería Murphy. Givens sabía también que las instalaciones del astillero Ingalls, a una milla del supuesto lugar de aterrizaje, utilizaba cámaras zoomar de seguridad para vigilar el rio Pascagoula y sus bancos, para proteger los proyectos de la marina norteamericana (muchos barcos destructores de la marina fueron construidos en el astillero Ingalls) de saboteadores radicales terrestres. Givens descubrió que las cámaras zoomar del astillero Ingalls habían girado de un lado al otro toda la noche del jueves pero que sus operadores no habían visto ningún brillo saboteador extraterrestre.”

    Hay que aclarar que la investigación no fue realizada por Eszterhas sino por el periodista del Mississipi Press Register, Murphy Givens. Tenemos que entender que el artículo de Eszterhas no tiene la intención de presentar el caso Pascagoula como un fraude sino que es una crónica sardónica de los extraños sucesos acontecidos en los días posteriores a la abducción en el pueblo de Pascagoula.

    Este es el único párrafo, en un extenso artículo, que Eszterhas le dedica a esta información. Eszterhas tomó esta información de las notas publicadas por Givens en el diario Mississippi Press Register. Eszterhas no confirmó ninguno de los detalles presentados en el párrafo citado. Esto queda claro en la forma como Eszterhas redactó el pasaje, siempre dejando en claro que fue Givens quien presentó esta información.

    Hickson Charlie Hickson Calvin Parker abduccion abducidos extraterrestres Pascagoula alienigenas

    Esta es la portada de la revista Rolling Stone de enero de 1974 en la que se incluyó el artículo de Joe Eszterhas titulado “Claw Men from Outer Space” (“Hombres garra del espacio exterior”).

    Empecemos por las cámaras de seguridad del astillero Ingalls. Si bien es cierto que estas cámaras podrían haber visto el aterrizaje del ovni debido a su ubicación, existen varios detalles que los debunkers no se han molestado en mencionar.

    En 1973 no existían grabadoras de video capaces de registrar la señal de video proveniente de las cámaras de seguridad durante ocho o diez horas sin interrupción.

    (Nota del autor posterior a la publicación de la entrada: Ni siquiera las grabadoras de video de carrete abierto, que utilizaban cinta de una o dos pulgadas y que existían desde la mitad de los años cincuenta, eran capaces de grabar tantas horas ininterrupidamente. Estas grabadoras eran denominadas como de “carrete abierto” porque la cinta no estaba dentro de un casete de plástico, como en los posteriores sistemas U-matic y Betamax, sino que se debía colocar manualmente en la máquina con las complicaciones que esto requería.

    Existen rollos de cinta magnética de una, dos y hasta tres horas de duración pero no de diez. Una hora de video en estas grabadoras de carrete abierto ocupaba 1,300 metros de cinta magnética. Si hacemos un cálculo simple tenemos que diez horas de vigilancia nocturna ocupan 13,000 metros de cinta magnética. Solamente el almacenaje de tantos metros de cinta sería complicado. Además, estas maquinas, como la que se aprecia en la foto de abajo,  eran demasiado caras y su operación era complicada pues cuando el rollo se terminaba había que rebobinar la cinta, retirarla y volver a colocar una nueva. Un proceso que parece simple, pero que necesita cierto nivel de conocimiento técnico. Por ultimo, seria realmente insolito que un astillero, como el de los Ingalls, haya utilizado grabadoras de video de carrete abierto para registrar la señal de sus cámaras de seguridad. Es como si durante los noventas alguien hubiera utilizado una grabadora de video Betacam SX para registar la señal de una cámara de seguridad, inimaginable. Esta opción es muy improbable.)

    Arriba izquierda, un reel o carrete de cinta de dos pulgadas. Arriba derecha y abajo, dos grabadoras de video del tipo “carrete abierto”. (Fotos por http://www.labguysworld.com)

    Entonces, si el astillero Ingalls efectivamente grababa las imagenes de seguridad de sus cámaras, ¿cómo lo podría haber hecho? Si tomamos en cuenta que, quizás, la marina norteamericana estaba involucrada en la seguridad del astillero Ingalls ya que ahí se habían construido varios barcos destructores, podríamos asumir que tenían tecnología de punta. En ese entonces, la forma más profesional y viable, por no decir la única, de grabar tantas horas de video era en casetes de cinta de ¾ de pulgada en la grabadora Sony Umatic que había sido lanzada al mercado en 1971 (ver imagen de abajo). Esta grabadora solo aceptaba casetes de media hora o de una hora de duración. Para una noche de trabajo se habrían necesitado 10 casetes de una hora y un operador atento capaz de cambiar los casetes cada hora.

    La manipulación de estas grabadoras que, en ese entonces, eran usadas por los canales de televisión, no era tan complicada como la manipulación de las grabadoras de carrete abierto pero igual se necesitaba un nivel mínimo de conocimientos técnicos. Para grabar 10 horas cada día se necesitaría un presupuesto enorme en cintas, así como un cuarto dedicado al almacenamiento de estas cintas y operadores especializados o, al menos, atentos a los requerimientos técnicos mínimos de las maquinas U-matic, como alineamiento y limpieza de las cabezas de lectura.

    En 1973, solo existían esas dos opciones para grabar tantas horas de video: las grabadoras de video carrete abierto y las grabadoras U-matic. Las dos requerían el cambio de cinta o de cassete luego de una o dos horas dependiendo de la maquina. Al final de cada noche, los operadores de seguridad del astillero tendrían, en el caso de haber utilizado la grabadora de carrete abierto, 13,000 metros de cinta de una pulgada; y en el caso de haber utilizado la grabadora U-matic, 10 casetes de una hora de duración. Si las imagenes de seguridad eran registradas podemos asumir que, al menos, se guardaban por una semana. Nadie graba diez horas, con las complicaciones que eso tenía en ese entonces, para borrarlas al día siguiente. El almacenaje y organización de estas cintas o casetes es un tema complicado.

    Lo más probable es que, en 1973, el sistema de seguridad del astillero Ingalls no haya contado con la capacidad de registrar la señal proveniente de las cámaras de seguridad. Por algo, Eszterhas dice claramente “las cámaras zoomar del astillero Ingalls habían girado de un lado al otro toda la noche del jueves pero que sus operadores no habían visto ningún brillo saboteador extraterrestre.”.

    No se menciona la revisión de las imágenes registradas por las cámaras.

    Hickson Charlie Hickson Calvin Parker abduccion abducidos extraterrestres Pascagoula alienigenas

    Las cintas de 3/4 de pulgada de un máximo de una hora de duración y una grabadora Umatic es lo que podría haber utilizado el astillero Ingalls para grabar las imagenes producidas por sus cámaras de seguridad. (Fotos por http://lovingumatic.tumblr.com/ y rewindmuseum.com)

    El sistema de seguridad del astillero Ingalls era, muy probablemente, un sistema de seguridad que se basaba en la observación o vigilancia de los operadores de turno y no en el registro en cintas magnéticas de las imágenes producidas por las cámaras para una futura revisión.

    Este simple detalle abre la puerta a una serie de posibilidades: los operadores podrían haber estado distraídos, los operadores podrían haber estado dormidos o inclusive podrían haber visto el objeto y haberlo confundido con un helicóptero de los que patrullaban la zona ocasionalmente.

    Además, de acuerdo al relato de Parker y Hickson, el ovni habría sido claramente visible solo por unos pocos minutos mientras se acercaba emitiendo pulsos de azules de luz. No sabemos si el objeto se elevó con los abducidos en su interior, no sabemos si cuando se elevo encendió sus luces y no sabemos si mientras Parker y Hickson estuvieron dentro del ovni, este se encontraba en tierra.

    El operador distraído

    El caso de las garitas de control tampoco es concluyente. Como podemos observar en la imagen de abajo, las dos garitas, identificadas con las letras A y B, tienen rango de visión directo al lugar de la abducción marcado con un círculo. En la imagen de abajo, el lugar de la abducción está identificado con la letra C.

    Revisemos los detalles sobre la garita identificada con la letra A. Esta garita es la que controla el puente levadizo que permite el paso de los barcos por el rio Pascagoula, atravesando el recorrido de la carretera número noventa. El operador de esta garita declaró a Murphy Givens no haber visto nada extraño la noche de la abducción.

    La organización International UFO Registry (Registro Internacional de OVNIS) realizó, en la semanas posteriores a la abducción, un experimento interesante. Una persona se ubicó, de noche,  en el lugar en el que ocurrió la abducción y encendió un reflector, por varios minutos, apuntando hacia la garita de control del puente. Al final del experimento, el operador fue interrogado y declaró no haber visto ninguna luz.

    Hickson Charlie Hickson Calvin Parker abduccion abducidos extraterrestres Pascagoula alienigenas

    En esta imagen aérea se puede apreciar la ubicación de las garitas de control de los puentes del rio Pascagoula. Arriba, identificada como B, está la garita de control del puente ferroviario. Abajo, identificada como A, está la garita del puente de la carretera noventa. A la izquierda, identificado como C, está el lugar dónde tuvo lugar la abducción.

    En 1975, ocurrió un accidente que aporta interesantes detalles sobre el nivel de alerta de los operadores nocturnos de la garita de control del puente de la carretera noventa. Una noche de Setiembre de 1975, un camión se estrelló contra uno de los lados del puente a poco menos de cien metros de la garita de control del puente. El operador no vio nada. Su descuido fue tan grande, que el accidente fue descubierto a la mañana siguiente gracias al hueco que el camión hizo en la barrera del concreto del puente.  El camión y el cadáver del conductor fueron hallados flotando en el rio y el operador del puente ni se había enterado.

    Queda claro que los operadores nocturnos del puente de la carretera noventa no pasan la noche, precisamente, escudriñando el cielo en busca de luces y objetos voladores no identificados…

    La garita identificada como B en la imagen de arriba controla un puente ferroviario que gira sobre si mismo para permitir el paso de los barcos atravesando el recorrido de las vias del tren.

    La organización International UFO Registry (Registro Internacional de OVNIS) realizó el mismo experimento del reflector con la garita del puente ferroviario y obtuvo los mismos resultados: el operador no vio nada.

    Posteriormente, El investigador William Mendez visitó la garita del puente ferroviario y observó que el televisor del operador de la garita estaba ubicado en una posición que bloqueaba completamente la vista al lugar de la abducción.

    Algunos debunkers sostienen que la carretera número noventa tiene un nivel de tráfico regular durante la noche y que alguno de los conductores deberían haber reportado algo inusual la noche de la abducción. Este argumento es convincente, a nivel superficial, pero cuando se analizan los detalles pierde fuerza. Además, como veremos más adelante, hubo, al menos, tres personas que vieron un ovni, esa noche, desde la carretera noventa.

    Hickson Charlie Hickson Calvin Parker abduccion abducidos extraterrestres Pascagoula alienigenas

    En la imagen se puede apreciar la altura de la vegetación que rodea el lugar de la abducción y que bloquea la visibilidad cuando se llega a Pascagoula desde el puente y se tiene el lugar de la abducción sobre el lado derecho.

    Existen dos formas de cruzar el puente de la carretera noventa: hacia Pascagoula (de derecha a izquierda en la foto de abajo) o saliendo de Pascagoula (de izquierda a derecha). Ver imagen aérea de la carretera arriba.

    Opción 1:

    Entrando a Pascagoula (de derecha a izquierda en la vista aérea de arriba), el lugar de la abducción se encuentra al lado derecho, pero entrando al puente no es visible porque la vegetación es tan alta que bloquea la visión. Siempre podemos alegar que se puede observar la zona aérea sobre el lugar de la abducción y esto podría haber permitido observar al ovni mientras emitía pulsos azules, pero también podríamos decir que esto duró pocos minutos y que podría haber pasado como un simple helicóptero. En todo caso, el lugar de la abducción se vuelve visible una vez que lo hemos rebasado. Es decir, el conductor o pasajero tendría que voltear para poder observarlo.

    Opción 2:

    Saliendo de Pascagoula (de izquierda a derecha en la vista aérea de arriba), el lugar de la abducción se encuentra al lado izquierdo. Varios tests realizados por el equipo de William Mendez han demostrado que en esta dirección el lugar de la abducción es visible solamente por unos segundos antes de llegar a la parte central del puente, luego la vista es bloqueada por una barrera de cemento que divide las vías del puente.

    Los exámenes psicológicos

    En 1976, el investigador William Mendez le encargó al Dr. Bernard A. Bast Ph.D. del Hospital Harper en Detroit que determinara el estado de salud mental de Charlie Hickson y Calvin Parker. Como bien dice Mendez, lo ideal habría sido realizar estos exámenes en los días próximos a la abducción pero esto no sucedió.

    Hickson Charlie Hickson Calvin Parker abduccion abducidos extraterrestres Pascagoula alienigenas

    Charlie Hickson le indica al artista Curtis Watkins la forma de las criaturas que participaron en la abducción de la noche del 11 de octubre de 1973.

    El resultado de los exámenes preparados por el Dr. Bast para Hickson fue el siguiente:

    “En conclusión, los datos de estos exámenes describen a Charlie Hickson como un hombre de un intelecto promedio y que, en este momento, se presenta como una persona sana que está intacta con la realidad.  Ni su historia o ni algo sugerido en estos datos apunta a la posibilidad de comportamiento psicótico, histeria o cualquier otro aspecto de enfermedad mental severa.”

    Calvin Parker también se sometió a los exámenes psicologicos. El resultado fue el mismo que el de Hickson: para el Dr. Bast los examenes describían a Parker como una persona mentalmente sana.

    A raíz de los exámenes y en conocimiento de la experiencia relatada por Parker y Hickson, el Dr. Bast explica claramente la improbabilidad de que lo experimentado por los abducidos sea producto de lo que en psicología se denomina como una “Folie a Deux” o una fantasía compartida por dos o más personas:

    “Cualquier evaluación psicológica hecha en un momento posterior naturalmente deja mucho que desear en cuanto a la ausencia de muestras de personalidad y comportamientos intelectuales que estaban en progreso en el momento en cuestión. Sin embargo, lo esencial descrito en la literatura y mencionado más arriba con respecto a la Folie a Deux no parece explicar los eventos del reporte de la nave no identificada y de las criaturas que Calvin Parker y Charlie Hickson sostienen haber visto.”

    Ovnis en el Mississippi

    Aunque la mayoría de debunkers no se han tomado el trabajo de mencionarlos, en los días cercanos a la abducción de Parker y Hickson, e incluso en la misma noche del incidente, se recibieron varios reportes de ovnis.

    Hickson Charlie Hickson Calvin Parker abduccion abducidos extraterrestres Pascagoula alienigenas

    El oficial de policía del condado Forrest, Charles Delk, reportó haber observado y perseguido un ovni por casi ocho kilómetros.

    El 12 de setiembre de 1973 en Griffin, Georgia, un granjero declaró haber visto un objeto brillante descender en su granja el día anterior. Según el granjero, el objeto dejó una marca del tamaño de una pelota de básquet en su campo y luego desapareció en una nube de humo.

    El 3 de octubre de 1973 en Hornbeak, Tennessee, el Sheriff del condado Obion, Nathan Cuningham declaró haber visto tres objetos voladores con luces de color rojo, verde, azul y blanco.

    El 7 de octubre en Petal, Mississippi, el oficial de policía del condado Forrest, Charles Delk recibió una llamada de las oficinas del Sheriff indicándole que un ciudadano había reportado un extraño objeto volador con luces de color verde y azul. Delk se negó a verificar el reporte alegando que él mismo había recibido llamadas parecidas. Minutos más tarde, se le informó a Delk que la mujer que había reportado el ovni estaba realmente asustada.

    El oficial Delk llegó al lugar de los hechos alrededor de las 8:30 pm. Luego de hablar con la persona que hizo la llamada, Delk inició el viaje de regreso. No había manejado más que unos pocos minutos cuando vio algo flotando encima de las copas de los árboles. El objeto tenía luces amarillas y forma ovalada. Delk comunicó a la base que seguiría al objeto. Delk lo persiguió por casi ocho kilómetros. El objeto se detuvo sobre una instalación eléctrica y Delk vio unas flamas azules salir del mismo. El oficial Delk llegó a estar tan cerca del ovni que reportó a su base que se encontraba “justo debajo del objeto”. En este momento, el vehículo y la radio de Delk dejaron de funcionar inexplicablemente por quince minutos. El oficial, minutos después, volvió a encontrar al objeto volador y lo vio desvanecerse en el aire.

    El 9 de octubre en Biloxi, Mississippi, varios oficiales de policía declararon haber observado, en el cielo, un objeto parecido a una estrella fugaz pero que en lugar de caer iba hacia arriba.

    Hickson Charlie Hickson Calvin Parker abduccion abducidos extraterrestres Pascagoula alienigenas

    La misma noche en la que ocurrió la abducción de Parker y Hickson, Larry Booth, un habitante de Pascagoula, observó un ovni volando sobre el jardín de su casa.

    Esa misma noche, un ex concejal de la ciudad de Pascagoula reportó haber visto un ovni, tres personas reportaron que habían visto una extraña luz azul en el área del rio Pascagoula en la que ocurrió la abducción y un meteorólogo de Columbia reportó un extraño objeto en el radar que no parecía ser un avión.

    El 10 de octubre en New Orleans, quince personas, incluyendo a dos policías, reportaron haber visto un ovni de grandes dimensiones volando encima de unos edificios en Tammany Parish.

    La noche del 11 de octubre, mientras que Parker y Hickson se encontraban en la oficina del Sheriff Diamond relatando su experiencia, un ex piloto llamó y reportó haber visto un ovni alrededor de las 8 pm cerca del rio Pascagoula.

    Más aún, la misma noche de la abducción, Larry Booth, un veterano de guerra de la Segunda Guerra Mundial residente de Pascagoula, estaba apagando las luces del jardín de su casa para irse a dormir cuando observó un ovni encima de los postes de luz de la calle. El objeto parecía estar suspendido en el aire y tenía luces de color rojo que se movían en la dirección de las agujas del reloj. Larry Booth no escuchó ningún ruido y lo vio alejarse por encima de las copas de los árboles.

    El caso de Booth es importante puesto que sucedió en Pascagoula, muy cerca del lugar en el que tuvo lugar la abducción.

    En el 2001, Mike Cataldo, un oficial retirado de la marina norteamericana que estuvo destacado en Mississippi en 1973, declaró haber visto un ovni la misma noche de la abducción de Hickson y Parker volando sobre  la misma zona en la que se encontraban Hickson y Parker pescando. La entrevista a Mike Cataldo, realizada por Natalie Chambers, fue publicada por el Northeast Mississippi Daily Journal el 21 de octubre del 2001.

    Hickson Charlie Hickson Calvin Parker abduccion abducidos extraterrestres Pascagoula alienigenas

    Charlie Hickson con su hijo Kurt.

    Según Cataldo, él no fue el único que vio al ovni la noche del 11 de octubre de 1973. Minutos antes del ocaso, Mike se encontraba con los marinos Ted Peralta y Mack Hanna en un vehículo recorriendo la carretera noventa, la misma que cruza el rio Pascagoula muy cerca del lugar de la abducción. Cataldo, quien se encontraba en el asiento trasero del vehículo, recuerda que el objeto era del tamaño de un avión comercial y se movía muy rápido. Los tres marinos se detuvieron a un lado de la carretera para observarlo.

    Cataldo relató que otros motoristas disminuyeron su velocidad para observar al objeto, el cual aceleró y desapareció en segundos. Minutos después, Cataldo se separó de sus compañeros y cambió de vehículo. De regreso en la carretera y con la oscuridad empezando a caer, Cataldo volvió a observar al mismo objeto y lo volvió a ver desaparecer de la misma manera que la primera vez.

    A la mañana siguiente, Cataldo reportó verbalmente el incidente a su jefe de división de la marina y al Comandante Heath. De acuerdo con la versión de Cataldo, Heath no escribió un reporte oficial sobre lo relatado por Cataldo. Incluso, Cataldo recuerda haber llamado posteriormente a la Base Aérea Keesler para reportar el hecho. Una operadora de la base tomó nota del relato pero Cataldo no fue contactado posteriormente por el personal de la Base Aérea.

    Mike Cataldo se enteró de la abducción de Parker y Hickson una semana después cuando vio la noticia en los periódicos.

    El investigador Kenny Young trató de localizar a los dos oficiales de la marina que estaban en el vehículo con Cataldo esa noche, Mack Hanna y Ted Peralta, pero no tuvo éxito.

    Hickson Charlie Hickson Calvin Parker abduccion abducidos extraterrestres Pascagoula alienigenas

    Charlie Hickson muestra una ilustración de lo sucedido la noche del 11 de octubre de 1973.

    Los testimonios de Mike Cataldo y Larry Booth, entre otros presentados en este artículo, indican que algo realmente inusual sucedió la noche del 11 de octubre de 1973 en Pascagoula.

    Aunque el incidente Pascagoula, como hemos visto en estas tres entregas, es uno de los casos de abducción mejor documentados, no tenemos los elementos suficientes para determinar la naturaleza del suceso. Para aquellos que requieren pruebas irrefutables, esto no es suficiente, ni siquiera para otorgarle el beneficio de la duda al relato de Parker y Hickson .

    A la luz de lo expuesto, es muy probable que el relato de Charlie Hickson y Calvin Parker sea simplemente la version “infantil” de algo mucho más complejo y complicado de describir.

    Eddie Hickson, hijo de Charlie Hickson, alguna vez dijo sobre su padre:

    “Yo sé en el fondo de mi corazón y en mi inteligencia que mi papá no lo inventó.”

    En la próxima y última entrega del caso Pascagoula revisaremos, finalmente, el controvertido testimonio de 1993 de Calvin Parker.

    Fuentes en línea: UFOYI Blogspot, Robert Barrow blogspot, UFO Case Book, Open Minds TV, Ufologie Patrick Gross, MUFON. UFO Evidence, UFO Case Book. 

    Otras fuentes:

    – William Mendez and Charles Hickson.(1983). UFO, Contact at Pascagoula. Wendelle C. Stevens.
    – Joe Eszterhas.(1974). Claw Men From The Outer Space. Rolling Stone, January 1974.
    – Jerome Clark.(1987). The UFO Book. Visible Ink Press.

    Historias relacionadas:

    Historias relacionadas

    La insólita abducción de Pascagoula III: De polígrafos y debunkers
    Extraterrestres

    Comparte este artículo

    Alan Brain

    Alan Brain

    Comunicador audiovisual e investigador independiente. En Los Divulgadores, Alan Brain cubre los rubros de astronomía, ciencia, estudios bíblicos y extraterrestres, entre otros. “Un divulgador necesita ser, al mismo tiempo, un investigador exhaustivo, un traductor riguroso y un buen narrador.” @alanbrain.

    La insólita abducción de Pascagoula II: Macondo en el Mississippi

    Entrada siguiente »

    La insólita abducción de Pascagoula IV: un irreparable vacío

    12 Comentarios

    mostrar comentarios + esconder comentarios -
    1. Alan Brain
      / 19 agosto, 2012

      Hola Anonitrol,

      El administrador de cazadebunkers ha decidido retirar el baneo. Me comentó que algunos usuarios se habían quejado. En todo caso, episodio terminado y si usted decide volver a comentar en ese hilo o en otro de cazadebunkers hagalo con la misma categoría y respeto que ostentó en su mini-debate conmigo y seguramente no tendrá problema alguno.

      Saludos,

    2. / 18 agosto, 2012

      Gracias por su gesto y sus palabras. Ciertamente estamos en lados opuestos en alguna trinchera, pero eso no quiere decir que lo estemos en todas.

      He leído los tres artículos. Cuando estén todos (he visto que falta al menos uno) intervendré por aquí.

      Saludos.

       

    3. Alan Brain
      / 18 agosto, 2012

      Hola Anonitrol,

      He leido todos tus comentarios en el hilo de cazadebunkers y no he encontrado nada que merezca ser calificado de trolleo o irrespetuoso, o alguna agresión. Así que he dejado un comentario en cazadebunkers con mi opinión sobre tu baneo.

      Saludos

      Alan

    4. Alan Brain
      / 18 agosto, 2012

      Hola Anonitrol,

      A pesar de que nos encontramos en diferentes lados de la trinchera, no apruebo el baneo al menos que usted haya escrito algo que yo no conozca. En todo caso, yo no me sentí ofendido en ninguno de los intercambios de nuestro pequeño debate. De alguna manera, es como cuando se juega un partido de futbol, en la cancha se dice todo, en el calor del momento, pero dentro unos limites, es parte del momento, del debate…

      Así que espero que el baneo no haya sido por mí, leí algunos de sus intercambios con los otros usuarios y tampoco me parece que merecen un baneo.

      Le repito, a menos que haya escrito algo que no conozco, no estoy de acuerdo con este baneo especifico.

      Lo siento, sé lo que se siente ser baneado y cuando es justo porque uno quebró las leyes del foro o del blog, uno recibe lo que se merece, pero cuando el baneo es gratuito uno se queda con un sentimiento anudado.

      Entraré al hilo a investigar y le comento lo que averigue.

      Saludos,

    5. / 18 agosto, 2012

      Hola,

      Lamento decirle que no podré continuar nuestra conversación en cazadebunkers porque el moderador del sitio me ha baneado, sin advertencia de ningún tipo.

      Me gustaría conocer su opinión respecto a dicho baneo, si lo ve justificado o no.

    6. Alan Brain
      / 16 agosto, 2012

      Casetero,

      Le sugiero que deje de mentir que se va a volver un hábito.

      Su primer comentario no fue editado. En este blog baneamos a los trolls y a todos aquellos que agreden verbalmente a los implicados en las entradas pero nunca hemos editado un comentario. El suyo fue publicado tal y como usted lo escribió.

      No venga ahora a hacerse la víctima después de haber lanzado la primera piedra. Si usted es capaz de decir que algo es falso, así orondamente, pues sea también capaz de enfrentar las consecuencias.

      Es lamentable y vergonzoso que, ahora, su única salida sea decir que le editaron el primer comentario, una mentira más grande que la nariz de Cyrano de Bergerac, y además agregar que responder a los argumentos presentados en mi respuesta es muy complicado.

      Claro que es complicado, porque requiere informarse, investigar y no copiar tres frases de un link que apareció en la primera página de los resultados de una búsqueda de google.

      Justamente ese estilo de análisis, el de “es muy complicado” es el que combatimos en este blog. Es muy complicado investigar las fuentes originales, es muy complicado revisar y sopesar los testimonios relacionados a un caso, es my complicado leer los libros escritos sobre el tema….Sí, usted tiene razón, es complicado pero es necesario.

      Ese razonamiento es el de muchas personas que en lugar de “complicarse” la vida haciendo una verdadera investigación piensan que dos entradas de wikipedia y su maravilloso sentido común son suficientes para volverse expertos en cualquier materia. Usted no está solo, quizás usted sea un pseudoesceptico y aún no lo sabe. Los pseudoescépticos han hecho de esto un arte, ya que creen ser capaces de determinar la veracidad de cualquier hecho utilizando su “súper capacidad de análisis” y su “sentido común súper humano”, para ellos, no es necesario complicarse la vida investigando.

      Si usted no es un pseudoescéptico, entonces quizás sea víctima de un problema generacional provocado por el internet. Le sugiero que lea este artículo. Cuidado, que es muy largo y complicado.

      http://losdivulgadores.com/2012/05/hiper-conectados-a-la-pesadilla-de-nuestra-propia-eleccion/

      Por cierto, su último comentario no fue censurado, piense un poco y desé cuenta que para eso habría sido mejor censurar el primero. Le informo que en este blog todos los comentarios están moderados y eso hace que algunos sean publicados horas después, lo cual no califica como censura, al menos si nos remitimos a la definición de la RAE.

      Finalmente, le vuelvo a recordar que esta entrada está dedicada a presentar información sobre el caso Pascagoula con el objetivo de tratar de dilucidar que podría haber sucedido esa noche de octubre de 1973. Usted no lo ha hecho en ninguno de sus comentarios…

      Saludos

    7. Jeronimo
      Jeronimo
      / 15 agosto, 2012

      Señor Casetero, da la casualidad de que muchos en este blog, tenemos bastante experiencia en tratar con pseudoescépticos y tenemos además un radar con el que distinguimos facilmente la entrada de alguno, como en este caso, tú, a  comentar.

      Pero además da la casualidad de que leí antes que Alan el comentario que posteriormente te publicó y también da la casualidad de que hoy estoy trasnochando y he leído el segundo que has mandado y está pendiente de moderación. Realmente este segundo no merece ser publicado, salvo para mostrarnos a los lectores de este blog la perversión gratuita y sin sentido que muestra mucha gente para nada, además de las prácticas pseudoescépticas.

      En este segundo escrito acusas a Alan de borrarte la mitad de tu mensaje primero, pero como ya he escrito en el párrafo anterior, yo ya había leído lo que has mandado, y no ha tocado ni una coma.

      Quizás pienses que los que visitamos este blog somos unos crédulos aborregados que no sabemos discernir lo que leemos, o pretendas tirar por tierra la credibilidad de Alan y la información que ofrece, pero hacerlo de una manera tan torpe y mezquina solo induces a que sintamos pena.

      Aquí todos sabemos que si apareces con información fidedigna y verificable, no se tiene ninguna duda en incluirla y ampliarla si fuera necesario, en primer lugar porque esta página lo que hace es divulgar, no defender ninguna postura. Así que si tienes alguna información que no sea el yo creo, a mi me parece y esto es así por mi cara bonita, estaremos encantados de incluirla después de examinarla.

      Mi consejo es que, si no eres ya uno de ellos, te vayas a visitar la página de “La Mentira está ahí Fuera” que serás muy bien recibido, sobre todo si descalificas a los demás,  tergiversas e insultas, sobre todo a la inteligencia con algunos ¿artículos? que publican por allí. Y si no, lees el ¿artículo? que han escrito allí sobre Pascagoula y después vienes y nos dices.

      También te recomiendo que visites el foro de esta página y busques en historias extraordinarias ” meditación por Rudolf steiner”, quizás aprendas a ser mejor persona.

      Un cordial saludo

    8. Casetero
      / 15 agosto, 2012

      Bueno, es una pena que me hayas editado el comentario y hayas borrado la mitad de lo que decía. Supongo que contestar a todo es muy complicado 😀

      Y ahora, censuras este comentario.

    9. Alan Brain
      / 15 agosto, 2012

      Hola Casetero,

      Usted está completamente equivocado. Sinceramente, meterse a opinar de algo que no conoce solo por opinar me parece lamentable. La próxima vez que quiera decir algo inteligente y relevante espere que toquen un tema que usted conozca bien o sinceramente lea en profundidad, investigue, infórmese, y no googlee tres palabras.

      Además, su comentario no aporta nada al tema de este artículo y si algo se trasluce del mismo es una intención por demostrar sus conocimientos, que lamentablemente, en este caso, no existen pues usted no tiene ni idea de lo que está hablando y se lo voy a demostrar punto por punto.

      Usted dice:

      “la Sony U Matic era un grabador dirigido al mercado domestico. Dudo mucho que se usara en la vigilancia militar. Y es falso que fuera la que pudiera grabar mas tiempo. La linea de grabadoras Quadruplex de 2 pulgadas de Ampex permitia grabar varias horas y fue la usada para emitir en diferido todo el programa “Douglas Edward and the news” ya en 1956. El VTR 2 de Ampex lanzado en 1963 pemitia grabar mas de 5 horas.”

      Su comentario es un campo minado de imprecisiones.

      Le explico.

      Usted dice:
      – “la Sony U Matic era un grabador dirigido al mercado domestico.”

      Esto es una verdad a medias. Sony lanzó al mercado la U-matic con una doble intención. Por un lado, pensaban convencer al mercado dómestico y por otro entrar al profesional. Sony le puso controles a la U-matic que eran necesarios para su uso en el ámbito profesional pero intentó, por muy poco tiempo introducirla al mercado domestico. Esa fue la intención original pero no la realidad. La realidad es que Sony se dio cuenta, muy pronto, que la U-matic no funcionaría no en el mercado doméstico. Las razones eran simples. La máquina era demasiado grande y complicada para un mercado de consumidores que nunca había tenido acceso a una grabadora de video. Además, el precio era prohibitivo, en ese entonces, la maquina U-matic costaba 753 GBP (lo que ahora sería el equivalente aprox. a 11,000 dólares). Además para grabar programas de televisión se necesitaba un receptor especial que costaba, en ese entonces, 450 GBP( lo que ahora sería el equivalente aprox. 6,000 dólares)

      En 1973, la grabadora U-matic que utilizaba cinta de 3/4 de pulgada era la grabadora que podía grabar más tiempo en casetes. Ojo, en casetes. La U-matic fue la primera grabadora de video que utilizaba casetes, dentro de los cuales había un rollo de cinta magnética de ¾ de pulgada.

      La grabadora de video U-matic, no se utilizó en el mercado doméstico sino que fue adoptada por el mercado profesional. En el que fue la máquina grabadora de video preferida por los canales de televisión y casas productoras de video desde su aparición hasta mediados de los noventa. Estas máquinas duraron casi mas de dos décadas en la industria televisiva por que eran muy resistentes, eran casi industriales. Si usted, alguna vez, ha visto alguna sabría que lo del mercado doméstico nunca sucedió pues el tamaño y el peso de la máquina lo evidencian. Las U-matic se conocen el ámbito televisivo como las famosas “tres cuartos” haciendo referencia al ancho de la cinta al interior del casete, 3/4 de pulgada.

      Usted dice:
      “Dudo mucho que (la U-matic) se usara en la vigilancia militar. “.

      Para empezar usted se equivoca porque el astillero Ingalls es una empresa privada, no es una instalación militar. Como bien se explica en el artículo, quizás la fuerzas armadas norteamericanas estaban, de alguna manera, apoyando las operaciones de vigilancia del astillero. Pero, de ahí a afirmar que se trata de vigilancia militar hay mucha distancia. El astillero Ingalls era un empresa privada que trabajaba, a veces, construyendo barcos para las fuerzas armadas de EEUU.

      En todo caso, la U-matic era la única alternativa viable puesto que la otra opción era las grabadoras de carrete abierto o reel to reel o open reel, como la de la foto de abajo:

      http://www.flickr.com/photos/davids-album/120349132/

      Las grabadoras de carrete abierto para el registro de video eran demasiado caras y muy difíciles de manipular. Solo las tenían los grandes canales de televisión. Es muy improbable que se grabaran las imágenes de cámaras de seguridad de un astillero en cintas de media pulgada o de una pulgada en grabadoras de carrete abierto. Eso habría requerido de operadores especializados.

      Estas grabadoras se llamaban de carrete abierto porque uno mismo tenía que poner la cinta en la grabadora, luego rebobinarla en el carrete original y posteriormente retirarla de la misma. Estas máquinas no utilizaban un casete de plástico que contenía la cinta. La operación de estas máquinas no era simple.

      Usted también dice:

      – “Y es falso que (la-Umatic) fuera la que pudiera grabar mas tiempo”

      Aquí, usted no solo peca de impreciso sino de mentiroso o distraído. Le copio el párrafo del articulo en cuestión:

      “En ese entonces, la forma más profesional, por no decir la única, de grabar tantas horas de video era en casetes de cinta de ¾ de pulgada en la grabadora Sony Umatic que había sido lanzada al mercado en 1971. “

      A menos que el español no sea su lengua materna, usted se dará cuenta que en este párrafo no se afirma que la U-matic sea la que grabe más tiempo. Lo que se dice es que, en ese entonces, era la manera más profesional, por no decir la única, de grabar tantas horas de video. Cuando digo, por no decir la única, me refiero a que la otra opción que sería grabar 10 horas de video en grabadoras de carrete abierto, como la de la foto, es prácticamente inviable. Es inviable porque las grabadoras de video de carrete abierto, como mencioné más arriba, son muy complicadas de manipular y sería un caso insólito que se hayan usado para grabar cámaras de vigilancia. El costo de una grabadora de carrete abierto era elevado, su mantenimiento y operación eran complicados y el almacenaje apropiado de las cintas no era simple.

      Finalmente, usted dice:

      “La línea de grabadoras Quadruplex de 2 pulgadas de Ampex permitia grabar varias horas y fue la usada para emitir en diferido todo el programa “Douglas Edward and the news” ya en 1956. El VTR 2 de Ampex lanzado en 1963 pemitia grabar mas de 5 horas.”

      Bueno, le cuento que el segmento de noticias al que hace referencia, “Douglas Edward and the news”, solo dura quince minutos…

      http://en.wikipedia.org/wiki/CBS_Evening_News

      Además las grabadoras que menciona, de nuevo, son de carrete abierto. La grabadora Ampex VTR 2 es la que se aprecia en la foto.

      http://www.flickr.com/photos/davids-album/120349132/

      Esta grabadora es un monstruo que pesa varios kilos, que requiere operadores especializados y que no creo que haya sido la máquina en la que el astillero Ingalls registraba la señal de sus cámaras.

      Cualquier grabadora de video de carrete abierto puede grabar por horas, pero no ininterrumpidamente, porque hay que cambiar la cinta, rebobinarla, retirarla y poner una nueva. El proceso no es tan simple como sacar un casete de VHS y poner uno nuevo y apretar RE. Las cintas no duran ocho horas, pueden durar una o dos y hasta tres.

      Una hora de video en una cinta de dos pulgadas ocupa aprox. 1300 metros de cinta. Ahora, usted imagínese el rollo de 13,000 metros necesarios para grabar sin interrupción diez horas de video. Esto no existe. Además, imagínese lo complicado que sería el almacenaje de 13,000 metros de cinta de dos pulgadas cada noche.

      Yo le sugeriría que la próxima vez que quiera dársela de listo con el Wikipedia, investigue un poco más o intente con temas más simples. En todo caso, yo tengo más de treinta años trabajando en televisión y conozco bien lo que es una U-matic y una grabadora de carrete abierto.

      Por último, si sus ansias por demostrar sus conocimientos o por demostrar su capacidad de análisis son tan grandes, le sugiero que publique un blog y que se de el trabajo de escribir algo decente cada semana en lugar de criticar sin fundamentos…

      Saludos cordiales,

    10. Casetero
      / 15 agosto, 2012

      Bueno, la Sony U Matic era un grabador dirigido al mercado domestico. Dudo mucho que se usara en la vigilancia militar.  Y es falso que fuera la que pudiera grabar mas tiempo. La linea de grabadoras Quadruplex de 2 pulgadas de Ampex permitia grabar varias horas y fue la usada para emitir en diferido todo el programa “Douglas Edward and the news” ya en 1956. El VTR 2 de Ampex lanzado en 1963 pemitia grabar mas de 5 horas.

       

      Un saludo

    11. Jeronimo
      Jeronimo
      / 14 agosto, 2012

      Excelente artículo, excelente la información que presentas, y sobre todo, la exposición desde todos los ángulos que ofreces.

      Leer lo que has escrito tú, Alan, y compararlo con el que se escribió en el blog ese,.. si hombre…, el que se acercan algunos de sus componentes a querer darnos lecciones de honestidad y parcialidad,…si hombre…, el que creen que respeto y objetividad solo ha de exigirse a los demás, pero que acaban dando razón al dicho de haz lo que yo diga, pero no lo que yo haga… esos, comparando los dos escritos, mejor decirles que se quiten ya la viga porque vaya manada.

      Un saludo

       

  • Alan Brain
    19-08-12

    Hola Anonitrol,

    El administrador de cazadebunkers ha decidido retirar el baneo. Me comentó que algunos usuarios se habían quejado. En todo caso, episodio terminado y si usted decide volver a comentar en ese hilo o en otro de cazadebunkers hagalo con la misma categoría y respeto que ostentó en su mini-debate conmigo y seguramente no tendrá problema alguno.

    Saludos,

  • Cristianismo

  • museo de la biblia steve green scott carroll bible museum

    El infame Museo de la Biblia

    En el 2017, en el corazón de Washington D.C, el multimillonario Steve Green abrirá las puertas del espectacular Museo de la Biblia. Una inversión de 800 millones ...

    Lea Más
  • BADALOCCHIO, Sisto The Dead Christ

    El verdadero final del evangelio de Marcos

    Entre los últimos versículos del evangelio canónico conocido como el evangelio de Marcos, duerme anestesiada una historia que demuestra que la Biblia más que la pura ...

    Lea Más
  • Explorar más entradas

    Más

    Annunakis

  • Anunnaki, Peru, extraterrestres, teshub, Wiracocha, Tiahuanacox

    Los Anunnaki: la conexión Perú VIII (la primera pista)

    La reconstrucción de la historia sobre la posible presencia Anunnaki en el Perú empieza a tomar forma y cobrar sentido como una cronología alternativa a la historia ...

    Lea Más
  • Anunnaki, tiahuanaco, Sitchin, posnansky, titicaca, oro

    Los Annunaki y los secretos del lago Titicaca

    En el altiplano boliviano, a 4,000 metros de altura y casi a orillas del lago Titicaca, yacen los restos pétreos de lo que continúa siendo uno de ...

    Lea Más
  • Explorar más entradas

    Más
    2012 Abducciones Anunnaki Astronomía Contacto extraterrestre Enki Enlil Exopolítica Extraterrestres Historia alternativa del Perú Historia de la biblia Jesucristo Mayas NASA Nibiru Nuevo Testamento Ovnis Raúl Julia Levy Sumerios Tormentas solares Vida extraterrestre Zecharia Sitchin