La insólita abducción de Pascagoula II: Macondo en el Mississippi
Los Divulgadores
En la entrega anterior de esta serie dedicada al caso Pascagoula revisamos los hechos iniciales del caso Pascagoula y presentamos la grabación de audio que el Sheriff Diamond realizó mientras Charlie Hickson (1931-2011) y Calvin Parker conversaban sobre sus experiencias, sin saber que estaban siendo registrados. Para poder intentar entender lo que sucedió en Pascagoula en octubre de 1973, tenemos que seguir de cerca los hechos, al menos durante la primera semana después del suceso. La insólita abducción de Pascagoula II: Macondo en el Mississippi
    Print Friendly

    La insólita abducción de Pascagoula II: Macondo en el Mississippi

    2 Agosto, 2012 por
    Hickson Charlie Hickson Calvin Parker abduccion abducidos extraterrestres Pascagoula alienigenas

    Charlie Hickson en el lugar de la abducción en 1998. (Foto por Mississippi Press, William Colgin)

    En la entrega anterior de esta serie dedicada al caso Pascagoula revisamos los hechos iniciales del caso Pascagoula y presentamos la grabación de audio que el Sheriff Diamond realizó mientras Charlie Hickson (1931-2011) y Calvin Parker conversaban sobre sus experiencias, sin saber que estaban siendo registrados. Para poder intentar entender lo que sucedió en Pascagoula en octubre de 1973, tenemos que seguir de cerca los hechos, al menos durante la primera semana después del suceso.

    Como veremos, el abogado Joe Colingo, quien no fue precisamente escogido por los mismos abducidos y que semanas después del hecho fue despedido por Hickson, contaminó el caso con su desmedida ambición, tan increíble como el relato de Parker y Hickson y como la locura que inundó el pueblo.

    En esta entrega trataremos de retratar el enrarecido aire Macondiano que invadió las orillas del rio Pascagoula en los últimos meses de 1973,  y que muy pocos artículos relatan, probablemente, porque estos anecdóticos eventos no confirman ni niegan la autenticidad del relato de Parker y Hickson.

    Los hechos descritos a continuación, como los presentados en la entrega anterior, son producto de la exhaustiva investigación de William Mendez llevada a cabo entre Enero de 1974 y finales de 1977 que fue plasmada en su libro “UFO, Contact in Pascagoula” (“UFO, contacto en Pascagoula” escrito junto con Charlie Hickson) y de la investigación de Joe Eszterhas titulada “Claw Men From The Outer Space” (“Hombres garra del espacio exterior”) publicada en Enero de 1974 en la revista Rolling Stone. Estas han sido las investigaciones más exhaustivas realizadas sobre este caso. La de Mendez, es ligeramente pro-extraterrestre pero muy bien documentada y la de Eszterhas, es una mirada objetiva a un pueblo enloquecido por los visitantes del espacio. El valor agregado de la investigación de Eszterhas, es que este llegó a Pascagoula dos semanas después de la abducción.

    Joe Eszterhas Hickson Charlie Hickson Calvin Parker abduccion abducidos extraterrestres Pascagoula alienigenas

    Artículo del periodista Joe Eszterhas titulado “Hombres garra del espacio exterior” sobre el caso Pascagoula, publicado en la edición de 1974 de la revista Rolling Stone.

    Lamentablemente, la mayoría de sitios web que se refieren al caso Pascagoula no han tenido acceso a estos documentos por lo que su presentación de los hechos es demasiado superficial, por no decir incompleta y subjetiva.

    Existen otros reportes menores que no constituyen investigaciones reales puesto que los autores no estuvieron en el lugar de los hechos ni contactaron a ninguno de los involucrados sino que construyeron un reporte basándose en las noticias publicadas en los periódicos sobre el suceso, principalmente las publicadas en el Pascagoula Mississippi Press y el Mississippi Press Register. Estos reportes están incluidos en los libros: “Beyond Earth: Man Contact With UFOs” escrito por Ralph y Judy Blum  y “The UFO Book” escrito por Jerome Clark.

    James Harder, el investigador de APRO (Aerial Phenomena Research Organization) que entrevistó e hipnotizó a los abducidos dos días después de la abducción escribió un articulo publicado en el boletín de APRO de Octubre de 1973.

    Es importante mencionar que el famoso debunker, Philip Klass, también realizó una investigación sobre el caso Pascagoula, pero como suele suceder con muchos de estos personajes, Klass no visitó el lugar o habló con los abducidos o las personas involucradas directamente en el caso. Esta fue incluida en su libro “UFOs explained” (Ovnis explicados.)

    En todo caso, los argumentos, como el de Klass y otros, que sostienen que el caso es un fraude serán presentados en la próxima y última entrega sobre el caso Pascagoula.

    La mañana siguiente

    La misma noche de la abducción, antes de retirarse de la comisaria, Charlie Hickson le pidió al Sheriff Diamond que mantuviera discreción sobre lo sucedido, que no lo comentara con la prensa o con otras personas, el Sheriff aceptó. Esa noche terminó con los dos amigos regresando a sus casa pasada la medianoche.

    Hickson Charlie Hickson Calvin Parker abduccion abducidos extraterrestres Pascagoula alienigenas

    A la izquierda, William Mendez, autor del libro “UFO, Contacto en Pascagoula”. Al centro, la famosa abducida Betty Hill y a la derecha, Charlie Hickson.

    La mañana del viernes 12 de Octubre de 1973, Charlie y Calvin se presentaron a trabajar al astillero Walker.

    Danny Davis, el jefe del astillero, declaró que ese día Charlie estaba tan nervioso que le temblaba la mano cuando fumaba y que no podía acercar la taza de café a su boca sin derramar el líquido.

    Esa mañana, los teléfonos del astillero empezaron a recibir llamadas de periodistas de diferentes partes de Mississippi preguntando por los seres del espacio. Charlie inmediatamente llamó al Sheriff Diamond para reclamarle por no haber mantenido en secreto lo sucedido. El Sheriff Diamond le dijo que fueran a la comisaria porque su oficina estaba llena de periodistas y agregó:

    “Yo no sé como salió de esta oficina pero, en todo caso, no podemos privar al mundo de una historia como esta.” 

    Este comentario del Sheriff Diamond nos permite sospechar que fue él mismo o alguien de su oficina quien filtró la información a la prensa para ganar protagonismo.

    Minutos después, esa misma mañana, Charlie y Calvin se reunieron con el dueño del astillero, Johnny Walker junior, quien se había enterado de los rumores y quería escuchar el relato de boca de sus empleados.

    Luego de escuchar la increíble historia, Walker les dijo que deberían conseguir un abogado que les proporcionara consejos legales para manejar mejor la situación. Los amigos aceptaron y Walker inmediatamente llamó a Joe Colingo, quien no solo era el abogado del astillero sino que estaba casado con su hermana.

    De acuerdo con las declaraciones de Colingo recogidas por el periodista Joe Eszterhas, cuando Walker le comentó a Colingo el caso de los abducidos, el abogado no mostró ningún interés en el caso. Fue cuando Walker le dijo a Colingo “Maldición, si ellos han visto lo que dicen haber visto, esta historia vale alrededor de un millón de dólares.” que Colingo se interesó en el caso.

    Hickson Charlie Hickson Calvin Parker abduccion abducidos extraterrestres Pascagoula alienigenas

    A la izquierda, la foto de un molesto Calvin Parker que acompañó el cable de la agencia de noticias UPI sobre el caso Pascagoula que dio la vuelta al territorio norteamericano. Esta nota fue publicada el 12 de octubre de 1973. A la derecha, Charlie Hickson.

    Horas después, los abducidos estaban en la oficina del Sheriff acompañados por Colingo, quien quería que estos se sometieran a un detector de mentiras para confirmar la veracidad de lo relatado y así poder conseguir más dinero por la historia. Se realizó una llamada a las oficinas de Alabama, pero las autoridades del lugar no querían involucrarse en un suceso de una naturaleza tan extraña. No se volvió a hablar de la prueba del polígrafo hasta días después.

    Esa misma mañana, el ayudante del Sheriff Diamond, Barney Mathis, quien había estado en los interrogatorios de la noche anterior declaraba:

    “Yo tengo una mente abierta y tendría que ver las criaturas yo mismo. Pero ellos eran muy serios y ambos contaron la misma historia. Si estos dos muchachos están mintiendo, deberían estar en Hollywood. Se les veía tan asustados que yo temía que pudieran sufrir un paro cardiaco.”

    ¡Radiación!

    Los interrogatorios no cesaban. El viernes 12 de Octubre, Charlie y Calvin fueron interrogados por Tom Huntley, el jefe de detectives de la comisaría de Pascagoula y uno de los detectives más respetados de Pascagoula.

    Huntley declaró para el periodista Joe Esterszhas sus impresiones sobre aquel interrogatorio:

    “Ellos estaban en shock, te podías dar cuenta, un shock muy fuerte, y en los catorce años que he estado en el negocio del crimen, y he hablado con asesinos y demás, nunca he visto a alguien en ese estado.”

    Hickson Charlie Hickson Calvin Parker abduccion abducidos extraterrestres Pascagoula alienigenas

    La Base Keesler de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos ubicada en Biloxi, Mississippi, cerca a Pascagoula, fue el lugar en el que Charlie y Calvin fueron examinados para detectar radiación. Luego de los exámenes, fueron interrogados sobre su experiencia por un grupo de oficiales de la Base . (Foto por USAF)

    Al mediodía del viernes 12 de Octubre, Calvin y Charlie empezaron a preocuparse por la radiación. Decían que quizás estaban contaminados y que podían contagiar a sus familias. El abogado Joe Colingo y Tom Huntley llevaron a los abducidos al hospital de la zona pero en este no tenían los equipos necesarios para detectar radiación. Tom Huntley llamó a la Base Keesler de la Fuerza Aérea y les solicitó que examinaran a Charlie y a Calvin. Los oficiales de la Base Keesler aceptaron y los abducidos fueron examinados.

    El exámen determinó que no existían rastros de radiación en ninguno de los dos. Antes de retirarse de la Base Keesler, Charlie y Calvin, acompañados por Huntley,  fueron interrogados sobre su experiencia por oficiales de la USAF  (Fuerza Aérea de los Estados Unidos). La transcripción de este interrogatorio fue incluída en un reporte oficial. La primera página de la transcripción se puede ver en la imagen de arriba y el documento completo se puede leer aquí. Este documento demuestra que a escasos tres años del cierre del proyecto Libro Azul y del supuesto final de las investigaciones de la USAF sobre el tema ovni, la USAF aún seguía interesada en este tema.

    Es más, el reporte del interrogatorio de la USAF es el único documento oficial del gobierno norteamericano sobre una investigación de un caso de abducción. Un detalle importante es que el reporte del interrogatorio incluye información sobre dos testigos adicionales que también vieron un ovni en la noche del 11 de octubre de 1973 incluyendo un oficial de policía llamado Raymond Broadus. Este y otros testimonios de personas que vieron un ovni esa misma noche serán revisados, en detalle, en la siguiente entrega de esta serie. Este documento es importante para desbaratar algunas teorias que sostienen que Parker nunca relató los hechos y que podría haber sido engañado por Hickson. En este interrogatorio, como en otros realizados por el Sheriff Diamond o por Allen J. Hynek, Parker relata sus experiencias en detalle.

    Esa tarde, los abducidos se reunieron con Joe Colingo, quien les explicó que los protegería de los periodistas, que se encargaría de todo lo que hubiera que hacer y que además los ayudaría a hacer mucho dinero con su historia.

    Hickson Charlie Hickson Calvin Parker abduccion abducidos extraterrestres Pascagoula alienigenas

    Primera página del reporte oficial del interrogatorio realizado por oficiales de la USAF (Fuerza Aérea de Estados Unidos) a Calvin Parker y Charlie Hickson el 12 de Octubre de 1973.

    En el humilde pueblo de Pascagoula, Colingo, quien conducía un lujoso Cadillac,  se hacía pasar por un importante hombre de mundo ya que por esas casualidades del destino había sido el abogado del famoso baterista de jazz, Buddy Rich (1917-1987) y solía impresionar a los sureños con sus historias de exclusivas fiestas del jet set de Las Vegas y Beverly Hills.

    Hickson y Parker no fueron la excepción, quedaron impresionados y lo aceptaron como su abogado.

    Según Joe Eszterhas, esa misma tarde se firmó un contrato que nombraba a Colingo como su representante y abogado, y que le otorgaba un porcentaje de los ingresos que se pudieran generar con la historia.

    La llegada de Hynek y Harder

    Para el sábado 13 de Octubre, la locura mediática estaba en pleno in crescendo. Varios diarios locales habían publicado la historia, equipos de televisión y redactores de noticias de diferentes lugares del territorio norteamericano, así como investigadores independientes, inundaban las calles de Pascagoula.

    En la mañana del sábado,  James Harder (1926-2006), investigador de APRO (Aerial Phenomena Research Organization), llegó a las oficinas del astillero Walker para reunirse con los abducidos y escuchar su historia.

    Luego, alrededor de las dos de la tarde, llegó el reconocido astrónomo, ufólogo y consultor científico del proyecto Libro Azul, Allen J. Hynek (1910-1986).

    Los abducidos volvieron a relatar su experiencia para Hynek.

    Luego de largos interrogatorios, Hynek y Harder decidieron que la hipnosis podría ayudarlos a recordar más detalles del suceso. Calvin y Charlie se negaron rotundamente a ser sometidos a hipnosis.

    Hickson Charlie Hickson Calvin Parker abduccion abducidos extraterrestres Pascagoula alienigenas

    A la izquierda, el investigador de APRO (Aerial Phenomena Research Organization), James Harder. A la derecha, Allen J. Hynek. Esta foto fue registrada durante la conferencia de prensa organizada después de que les haya advertido.

    Cuando Charlie le confesó a Harder que estaba sufriendo de dolores de cabeza desde la noche de la abducción, Harder logró convencerlo de que la hipnosis lo podría ayudar a eliminar esos dolores. Charlie se dejó hipnotizar pero cuando empezó a regresar mentalmente a los sucesos de la noche del 11 de octubre entró en pánico y tuvieron que detener la sesión.

    Charlie recuerda haber salido del cuarto del astillero especialmente acondicionado para el interrogatorio y haber visto entrar a Calvin. Debido al carácter de Calvin, quien por muchos años, se mantuvo en silencio sobre lo sucedido, no conocemos lo que sucedió en esa sesión de hipnosis. (Muchos años después, en 1993, Calvin Parker daría una nueva y controversial versión de los hechos en un video que él mismo produjo titulado “The Alien Connection, The Calvin Parker Story”, pero eso lo veremos, en detalle, en la cuarta parte de esta serie sobre el caso Pascagoula.)

    Pocos minutos después, Harder y Hynek presentaban una conferencia de prensa. Hynek declaró: “No son personas desequilibradas, no son unos chiflados….”

    La posición de James Harder fue menos objetiva:  “Hubo algo ahí que no era terrestre, de donde vienen y por que están aquí es un tema de conjeturas pero el hecho de que están aquí (en este planeta) es una verdad más allá de una duda razonable”

    Años después, Hynek agregó:

    “Fui a Pascagoula con una posición negativa, pero hablé con estos hombres por bastante tiempo, escuché las cintas de audio que fueron grabadas cuando ellos no sabían que estaban siendo grabados, vi como Charlie se comportaba durante la hipnosis… Ellos han vivido una experiencia, punto.”

    Hickson Charlie Hickson Calvin Parker abduccion abducidos extraterrestres Pascagoula alienigenas

    Dos de los artículos publicados en los días siguíentes a la abducción de Pascagoula.

    La invasión de los periodistas del espacio

    El domingo 14 de Octubre muchos periódicos locales e internacionales habían publicado la historia de los pescadores de Pascagoula acompañada de las declaraciones de Harder y Hynek.

    Esa tarde, James Harder, antes de regresar a California, volvió a hipnotizar a Calvin pero, una vez más, tuvo que detener la sesión porque Calvin experimentó un fuerte estado de terror.

    Para este entonces, las familias de Calvin y Charlie ya estaban sufriendo el acoso de los medios de comunicación. El lunes 15 de Octubre, cuatro días después de la abducción, Charlie y Calvin aún no podían reintegrarse a su trabajo normalmente porque los reporteros y las llamadas no los dejaban en paz. El dueño del astillero les propuso que se tomaran una semana libre para calmar la fiebre de los hombres del espacio y ellos aceptaron.

    La locura que los hombres del espacio habían desatado en el Golfo del Mississippi fue tan fuerte que el coronel James Howell de la oficina de Información Pública de la Fuerza Aérea se vio obligado a explicar la posición de la institución en el diario Mississipi Press:

    “Estamos fuera del tema ovni, y lo hemos estado desde 1969. La Fuerza Aerea no investigó, no investiga ahora, y no va a investigar reportes de ovnis. Cuando recibimos reportes de ovnis, si es que se sienten amenazados, referimos a la gente a sus autoridades locales.”

    Hickson Charlie Hickson Calvin Parker abduccion abducidos extraterrestres Pascagoula alienigenas

    El Sheriff Fred Diamond del condado Jackson en Mississippi, quien entrevistó a Charlie Hickson y Calvin Parker la misma noche en la que ocurrió la abducción y que luego siguió de cerca los hechos del caso.

    Esto se contradice directamente con la transcripción oficial del interrogatorio realizado en la Base Aerea Keesler a Parker y Hickson en 12 de Octubre de 1973.

    El Sheriff Diamond explica la locura que se vivía en sus oficinas a causa del relato de los abducidos:

    “Recibimos llamadas de medios de comunicación de todo Estados Unidos. Es decir, TV y estaciones de radio que ni siquiera sabía que existían, una después de la otra. Nuestra central telefónica estuvo congestionada por casi cuarenta y ocho horas.

    La locura de los reporteros llegó a tal nivel que uno de ellos trató de entrar a la fuerza a un cuarto en el que se encontraban Parker y Hickson, gritando que si lo querían detener tendrían que dispararle.

    El ambicioso Colingo

    Al parecer, el Sheriff Diamond se había negado sistemáticamente a revelar información trascendental sobre el caso a los periodistas y no les había permitido escuchar las grabaciones de audio de los interrogatorios.

    Según el periodista Joe Eszterhas, esto se debió a la intervención del abogado Joe Colingo, quien convenció al Sheriff de no revelar información a ningún periodista puesto que estos no estaban dispuesto a pagar un dólar por la historia.

    Colingo le explicó a Diamond que iba a vender la historia por una buena cantidad de dinero para que se hicieran libros y películas y que le agradecería si tomaba esto en cuenta.

    Hickson Charlie Hickson Calvin Parker abduccion abducidos extraterrestres Pascagoula alienigenas

    La grabación que el Sheriff Diamond realizó la noche del 11 de Octubre de 1973, mientras Charlie y Calvin conversaban sin saber que estaban siendo grabados no fue escuchada por los abducidos hasta un año después. Esta foto fue tomada en el momento en el que Charlie escucha, por primera vez, su voz en la grabación secreta.

    La posición de Colingo sobre la veracidad del relato de Parker no tiene valor ya que, evidentemente, está sesgada por su ambición monetaria. Sin embargo, vale la pena conocerla porque nos muestra al personaje en su verdadera dimensión:

    “Bueno, no puedo entender por que mentirían. He hablado con ellos una y otra vez. El Sheriff también lo hizo. Esos hipnotizadores también lo hicieron. Y todos piensan que están diciendo la verdad, yo pienso que están diciendo la verdad. Si están mintiendo, vamos a botar a los malditos de Mississippi y nos aseguraremos que nunca puedan trabajar aquí.”

    La investigación de Eszterhas es confiable y sirve como un ancla sobre la cual sopesar otras investigaciones. Eszterhas escribió el artículo para la revista Rolling Stone y esta revista, al margen de dedicarse a temas que no están necesariamente relacionados con el periodismo tradicional, tiene, como cualquier revista de gran tiraje, un estricto mecanismo de confirmación de información que comprueba los datos recogidos por sus cronistas o periodistas para evitar denuncias y juicios. Si Eszterhas hubiera publicado un dato falso, la revista Rolling Stone habría sido demandada, inmediatamente, por Colingo, quien no iba a dejar pasar oportunidad como esa.

    De acuerdo a los datos recogidos por Eszterhas, días después del incidente, la cadena de televisión NBC envió un equipo para filmar un reportaje sobre el hecho. Cuando Colingo se enteró que los enviados de la cadena televisiva NBC no estaban dispuestos a pagar por la historia los expulsó de Mississippi.

    Esterszhas relata que durante su encuentro con el abogado Colingo a finales de Octubre de 1973, este le pidió un millón de dólares por la historia:

    “Un millón, creo que si vendemos los derechos para revista, libros y películas a uno de los grandes estudios, puede haber mucho dinero. Me gustaría que la revista Life estuviera aún en circulación…Hasta ahora, no hemos hecho mucho dinero. El otro día, tuve que prestarles dinero ( a Charlie y Calvin) para sus compras. Todos están haciendo dinero menos Charlie Hickson, Calvin Parker y Joe Colingo,”

    Hickson Charlie Hickson Calvin Parker abduccion abducidos extraterrestres Pascagoula alienigenas

    A la izquierda, Charlie Hickson durante una sesión de hipnosis. A la derecha, Hickson exponiendo su caso en el primer Simposio UFO OZARK organizado por MUFON en Arkansas en 1988. (Foto por Antonio Huneeus/MUFON)

    La realidad es que los abducidos nunca hicieron dinero con el caso.

    Charlie, muchos años después, asistió a algunas conferencias para relatar su experiencia. En algunas se le pagó los viáticos, en otras se le asignó un pago significativo por su intervención, y en otras Charlie simplemente asistió sin recibir ningún pago. Evidentemente, esto no puede ser considerado un ingreso importante. Si los abducidos estaban mintiendo el dinero no fue el motivo.

    Por su parte, Colingo nunca logró hacer realidad sus millonarios sueños. Lo único que consiguió fue que Charlie Parker fuera invitado al programa de televisión de Dick Cavett…

    Semanas después de su aparición en televisión, Charlie despidió a Colingo ya que se dio cuenta que su única intención era hacer dinero con el caso.

    La locura de los hombres-garra del espacio

    Al margen de lo que realmente sucedió la noche del 11 de Octubre a las orillas del rio Pascagoula, la demencial transformación que sufrió el pueblo de Pascagoula en los días posteriores es digna de relatarse.

    Un detective que se vuelve comediante, un senador preocupado por espías marcianos, y un pastor convencido que los visitantes eran demonios…

    Los detalles de esta comedia digna de Mounty Python son descritos con humor por Joe Eszterhas, en su brillante pero sardónico artículo titulado “Claw Men from Outer Space” (Hombres garra del espacio exterior) publicado en la revista Rolling Stone en Enero de 1974.

    A pocos días del evento, el detective Tom Huntley, quien había entrevistado personalmente a los abducidos, tuvo una original idea para hacer dinero. Huntley decidió hacer una parodia del interrogatorio que había realizado a los abducidos y grabarla en una cinta de audio para ofrecerla a algún sello musical. Esta parodia le abriría las puertas necesarias para convertirse en comediante…

    Hickson Charlie Hickson Calvin Parker abduccion abducidos extraterrestres Pascagoula alienigenas

    Fragmento del artículo “Claw Men From The Outer Space” (Hombres garra del espacio exterior) escrito por Joe Eszterhas y publicado en la revista Rolling Stone de Enero de 1974, en el que se relata el episodio del detective que quería ser comediante.

    Huntley habló del tema con Colingo quien, por supuesto, aceptó, siempre y cuando hubiera dinero de por medio. Eszterhas relata que Huntley se paseaba con una grabadora en la mano probando sus chistes con los ciudadanos de Pascagoula.

    Por si fuera poco, el mismo Huntley tenía una grabación de audio que supuestamente era el sonido del motor de un ovni en pleno vuelo. Huntley reproducía esta grabación a todo volumen a sus amigos más cercanos como prueba de la autenticidad de la visita de los hombres del espacio. El sonido supuestamente había sido registrado por tres oficiales ayudantes del Sheriff del condado cercano de  Slidell en Louisiana, en la misma noche de la abducción de Parker y Hickson.

    La noche del 11 de Octubre, los tres oficiales de Slidell habían recibido varias llamadas de los habitantes de Orleans Parish reportando ovnis. Los tres oficiales se dirigieron a la zona para interrogar a quienes habían realizado las llamadas y lograron observar por cinco minutos al ovni. Uno de los oficiales tenía una grabadora de sonido y registró el ruido que producía el objeto volador. La locura empeoró con el paso de los días…

    Joe Colingo le relató a Joe Eszterhas que una mañana entró a la oficina de Orville Bryant, uno de los supervisores del astillero Walker y escuchó la siguiente conversación telefonica:

    “Creo que los hombres-garra eran unos robots de Marte que vinieron aquí abajo, usted sabe, porque estamos construyendo un montón de cosas nuevas en el astillero y ellos querían saber por ellos mismos como construimos barcos aquí en el astillero Walker, esa es mi opinión, seguro, cuando usted quiera Senador.”

    Cuando Colingo preguntó quien estaba al otro lado de la línea, Bryant le reveló que era un senador de Iowa.

    Si bien Colingo no logró hacer dinero con la historia, habían otros con mejor suerte. Murphy Givens, un reportero del diario Press Register de Pascagoula vendía la historia a las agencias de noticias a 25 dólares la copia. El mismo diario Mississippi Press Register produjo un folleto titulado  “UFOs over Mississippi, a seven day space odyssey” (“OVNIs sobre Mississippi, una odisea espacial de siete dias”) que presentaba un resumen de los hechos del caso Pascagoula y que se vendia a un dólar. (ver imagen de abajo)

    Hickson Charlie Hickson Calvin Parker abduccion abducidos extraterrestres Pascagoula alienigenas

    Folleto informativo sobre el caso Pascagoula titulado “UFOs over Mississippi, a seven day space odyssey” (“OVNIs sobre Mississippi, una odisea espacial de siete dias”) producido por el diario Mississippi Press Register a pocos dias de la abducción. El folleto se podía adquirir por un dólar.

    Riddick y su cruzada contra los demonios del espacio

    Pero lo peor fue el increíble episodio sucedido entre el investigador de ovnis de Massachusetts, Stephen Putnam y el Reverendo Billy Riddick de la iglesia de Ocean Springs, una de las congregaciones cristianas más grandes de Mississippi.

    Por aquellos días, el Reverendo Riddick predicaba en sus sermones que Parker y Hickson habían sido poseídos por Satán y que los supuestos visitantes del espacio eran nada menos que los demonios de los que habla el evangelio de Mateo.

    Pocos días después de la abducción, a la medianoche, Putnam estaba investigando en el lugar mismo de la abducción cuando se encontró con el reverendo Riddick, quien había ido al lugar, probablemente para asegurarse de que no hubieran mas demonios. para investigar. El Reverendo Riddick, quien había escuchado rumores que decían que los seres del espacio se comunicaban telepáticamente, pensó que Putnam estaba en ese lugar para invitar mentalmente a los demonios y decidió detenerlo .

    Nadie sabe como lo convenció, pero esa noche Putnam cayó de rodillas, se entregó a Cristo y fue bautizado por el reverendo Riddick.

    El día siguiente, Riddick relató el episodio a sus fieles:

    “¡Anoche Stephen Putnam aceptó a Cristo como su salvador! y yo lo escuché esta mañana diciendo, después de haber sido salvado y bautizado, ‘¡Yo estuve allá afuera anoche esperando al demonio!, entonces le pregunté, le dije, ‘¿los hombres que creen en ovnis van a estos lugares y a través del pensamiento le rezan a estos seres? y él dijo, ‘Si, lo hacen’, ¿y ustedes saben lo que es esto? Esto, mis amigos, es posesión demoniaca.”

    Hickson Charlie Hickson Calvin Parker abduccion abducidos extraterrestres Pascagoula alienigenas

    A la derecha, dentro de un recuadro, la publicidad del famoso sermón del Reverendo Riddick sobre los demonios del espacio que atacaron Pascagoula. El sermón duraba noventa minutos, estaba grabado en un cassette de audio doméstico, y se podía adquirir por la módica suma de dos dólares.

    Pero, el Reverendo Riddick no solo convirtió al ufólogo Putnam al cristianismo sino que firmó un contrato con un sello musical de Cincinnati para producir un álbum titulado “Visitantes del espacio exterior, lo que dijo el Señor…” basado en el sermón que ya vendía en su iglesia a dos dólares en casetes de audio de 90 minutos. La publicidad de los casetes, publicada en uno de los periódicos de Pascagoula durante las últimas semanas de Octubre decía:

    “Prueba concluyente de la Biblia que no existe la vida en otros planetas. ¿Hay una explicación bíblica para la aparición de extrañas criaturas en la Tierra? ¡Sí!, y usted necesita la respuesta.”

    Pascagoula se había convertido en Macondo, matizado con apariciones alienígenas, en pleno golfo del Mississippi.

    Si bien los pescadores fueron quienes reportaron el increible suceso no son necesariamente quienes iniciaron el carnaval alienígena. Los principales culpables parecen ser el abogado Joe Colingo, el Sheriff Fred Diamond y el reportero del Mississippi Press Register, Murphy Givens, de quien nos ocuparemos en la siguiente entrega.

    Podemos avanzar una primera conclusión sobre el caso Pascagoula: los pescadores no estaban mintiendo ni por dinero ni por fama. Esto se confirma por las declaración de Colingo y las investigaciones de Mendes que sostienen lo mismo: el caso no genero dinero, al menos, no en cantidades dignas de tomarse en cuenta. Así que si se quiere presentar el caso Pascagoula como un fraude planificado por Parker y Hickson hay que buscar otro móvil. El investigador William Mendez relata un detalle que ha pasado casi desapercibido pero que, de manera indirecta, confirma lo dicho. En una de las primeras entrevistas para televisión que dieron los abducidos, estos estaban tan avergonzados y asustados que fueron filmados declarando de espaldas a la cámara.

    Hickson Charlie Hickson Calvin Parker abduccion abducidos extraterrestres Pascagoula alienigenas

    Calvin Parker y Charlie Hickson reunidos a finales de los noventas.

    Entonces, si asumimos que mintieron y como hemos visto, no fue por dinero ya que todos hacían dinero menos ellos, ¿por qué mentir? ¿con qué objetivo?

    Podemos especular más. Quizás no mintieron sino que fueron engañados por un grupo de bromistas o como sostienen algunos desinformados simplemente estaban en estado de ebriedad. El segundo argumento ni siquiera merece ser tomado en cuenta puesto que ninguno de los oficiales de la oficina del Sheriff del condado Jones reportó que Parker o Hickson se encontraban bajo los efectos del alcohol cuando llegaron a la comisaría. Charlie Hickson declaró, desde un inicio, que luego de la abducción bebió un par de tragos en su vehículo para calmarse y que esa misma noche, en su casa, bebió un par de copas más para poder dormir.

    ¿Podría ser una broma perpetrada por un grupo de sureños? Sí, pero no existen pruebas que sustenten esa afirmacion. Además, después de conocer la crónica de Joe Eszterhas podemos concluir que Pascagoula era, en ese entonces, el típico “Pueblo chico, infierno grande”. Si la abducción hubiera sido la obra de un grupo de graciosos que decidieron jugarle una broma pesada a Parker y Hickson, muy probablemente, ya se sabria.

    Las opciones se van agotando…

    En las semanas siguientes a la abduccion, Calvin tuvo una crisis nerviosa que lo obligó a permanecer internado en un hospital,  Charlie aceptó pasar una prueba de polígrafo y el abogado Joe Colingo fue despedido. Con el tiempo, Charlie, quien empezó a calificar a los seres del espacio como robots, se acostumbró a conceder entrevistas sobre su experiencia mientras que Calvin decidió aislarse y no volver a hablar del tema.

    En la próxima entrega, revisaremos la prueba de polígrafo realizada a Charlie Hickson, otros reportes de ovnis recibidos la misma noche de la abducción, un testigo que aparece treinta años después, las pruebas psicológicas realizadas a los abducidos, y la teoría sobre las famosas cámaras de vigilancia del astillero Ingalls y los cobradores de peaje que deberían visto la abducción…

    Fuentes en línea: UFOYI Blogspot, Robert Barrow blogspot, UFO Case Book, Open Minds TV, Ufologie Patrick Gross, MUFON.

    Otras fuentes:

    – William Mendez and Charles Hickson.(1983). UFO, Contact at Pascagoula. Wendelle C. Stevens.
    – Joe Eszterhas.(1974). Claw Men From The Outer Space. Rolling Stone, January 1974.
    – Jerome Clark.(1907). The UFO Book. Visible Ink Press.

    Historias relacionadas:

    Historias relacionadas

    La insólita abducción de Pascagoula II: Macondo en el Mississippi
    Extraterrestres

    Comparte este artículo

    Alan Brain

    Alan Brain

    Comunicador audiovisual e investigador independiente. En Los Divulgadores, Alan Brain cubre los rubros de astronomía, ciencia, estudios bíblicos y extraterrestres, entre otros. “Un divulgador necesita ser, al mismo tiempo, un investigador exhaustivo, un traductor riguroso y un buen narrador.” @alanbrain.

    La insólita abducción de Pascagoula I: La grabación secreta

    Entrada siguiente »

    La insólita abducción de Pascagoula III: De polígrafos y debunkers

    5 Comentarios

    mostrar comentarios + esconder comentarios -
    1. Alan Brain
      / 3 Agosto, 2012

      Hola Gastón,

      En mi opinión, esa noche de octubre de 1973, los pescadores experimentaron algo difícil de procesar y al parecer muy extraño.

      No creo que haya sido producto del uso de drogas o alcohol y tampoco creo que haya sido una broma pesada.

      Personalmente, me inclino a pensar que las abducciones están menos relacionadas al tema extraterrestre que los ovnis. Si para muchos investigadores, la hipótesis extraterrestre es obsoleta como explicación del fenómeno ovni, esto me parece muchísimo más evidente en el caso de las abducciones.

      En todo caso, la historia de como el pueblo enloqueció es digna de contarse.

      Saludos
      En la tercera y ultima parte, hay un par de sorpresas mas.

    2. Boquensedeley
      / 3 Agosto, 2012

      Me intereso mucho este tema. Si bien dudo muchísimo los que hayan raptado extraterrestres algo muy muy extraño paso y estas 2 personas lo asimilaron como una abducción.

      Me gustaría saber que paso jajaj.

      Lo que no entiendo, ya hablando de las abducciones en general,  es el motivo o el fin que tienen los extraterrestres para secuestrar gente durante 50 años?? no se supone que son seres avanzados tecnologicamente?

      Un abrazo!

      Gaston

    3. Hiena grís
      / 3 Agosto, 2012

      En mi humilde opinión, el acontecimiento de Pascagoula es uno de los más fascinantes, no solo por lo chocante de la experiencia, sino por la reacción humana posterior a ella. Concebir todo ello como una truculenta historia de poder y dinero y de imaginaciones de alcohólicos es de una pereza y comodidad mental supina, que no hace más que demostrar lo mucho que nos inquietan a los hombres tales vivencias, que se caracterizan por un gran y sonoro interrogante.

      A la espera de la tercera parte.

       

  • Alan Brain
    03-08-12

    Hola Gastón,

    En mi opinión, esa noche de octubre de 1973, los pescadores experimentaron algo difícil de procesar y al parecer muy extraño.

    No creo que haya sido producto del uso de drogas o alcohol y tampoco creo que haya sido una broma pesada.

    Personalmente, me inclino a pensar que las abducciones están menos relacionadas al tema extraterrestre que los ovnis. Si para muchos investigadores, la hipótesis extraterrestre es obsoleta como explicación del fenómeno ovni, esto me parece muchísimo más evidente en el caso de las abducciones.

    En todo caso, la historia de como el pueblo enloqueció es digna de contarse.

    Saludos
    En la tercera y ultima parte, hay un par de sorpresas mas.

  • Cristianismo

  • museo de la biblia steve green scott carroll bible museum

    El infame Museo de la Biblia

    En el 2017, en el corazón de Washington D.C, el multimillonario Steve Green abrirá las puertas del espectacular Museo de la Biblia. Una inversión de 800 millones ...

    Lea Más
  • BADALOCCHIO, Sisto The Dead Christ

    El verdadero final del evangelio de Marcos

    Entre los últimos versículos del evangelio canónico conocido como el evangelio de Marcos, duerme anestesiada una historia que demuestra que la Biblia más que la pura ...

    Lea Más
  • Explorar más entradas

    Más

    Annunakis

  • Anunnaki, Peru, extraterrestres, teshub, Wiracocha, Tiahuanacox

    Los Anunnaki: la conexión Perú VIII (la primera pista)

    La reconstrucción de la historia sobre la posible presencia Anunnaki en el Perú empieza a tomar forma y cobrar sentido como una cronología alternativa a la historia ...

    Lea Más
  • Anunnaki, tiahuanaco, Sitchin, posnansky, titicaca, oro

    Los Annunaki y los secretos del lago Titicaca

    En el altiplano boliviano, a 4,000 metros de altura y casi a orillas del lago Titicaca, yacen los restos pétreos de lo que continúa siendo uno de ...

    Lea Más
  • Explorar más entradas

    Más
    2012 Abducciones Anunnaki Astronomía Contacto extraterrestre Enki Enlil Exopolítica Extraterrestres Historia alternativa del Perú Historia de la biblia Jesucristo Mayas NASA Nibiru Nuevo Testamento Ovnis Raúl Julia Levy Sumerios Tormentas solares Vida extraterrestre Zecharia Sitchin