Las Crónicas Anunnaki IV: la 3ra visita de Anu
Los Divulgadores
Después del diluvio, los Anunnaki empezaron a instruir a la Humanidad cultural y tecnológicamente, en intervalos que duraron 3.600 años. Las Crónicas Anunnaki: la 3ra visita de Anu
    Tablilla sumeria que ilustra el relato de épico Gilgamesh.
    Print Friendly

    Las Crónicas Anunnaki IV: la 3ra visita de Anu

    2 diciembre, 2011 por
    Anunnaki Enki

    Representación del dios Enki, uno de los Anunnakis favoritos de Zecharia Sitchin.

    Esta es la cuarta de una serie de entregas sobre la historia de los Anunnaki, quienes según Zecharia Sitchin, fueron los creadores de la vida en la Tierra. Veremos su llegada desde el planeta Nibiru, sus luchas internas, su afán por encontrar cierto tipo de metales, la construcción de sus bases espaciales, la creación del hombre y su retorno a Nibiru hace algunos miles de años. Para facilitar la lectura del relato hemos omitido las referencias a las tablillas sumerias y nos hemos limitado a  seguir al pie de la letra la extraordinaria historia contada por Zecharia Sitchin, inspirada en su interpretación de las tablillas. Los temas irán apareciendo según el desorden en el que ordenadamente escribió Sitchin.

    Las Crónicas Anunnaki IV:La 3ra visita de Anu

    Después del diluvio, con el consentimiento de Enlil, los Anunnaki empezaron a instruir a la Humanidad cultural y tecnológicamente, en intervalos que duraron 3.600 años (correspondientes al período orbital de Nibiru). La culminación del proceso fue la gran civilización sumeria.

    Durante todo ese tiempo, los astronautas que habían venido a la Tierra se preocupaban con el problema de la longevidad. Sus relojes biológicos estaban ajustados para su propio planeta(Nibiru). El tiempo que él llevaba para hacer una órbita completa en torno al Sol era para sus habitantes un año del ciclo de vida. Sin embargo, en un único año de esos, la Tierra orbitaba el Sol 3.600 veces, o sea, 3.600 años para la vida originaria de la Tierra. Para mantener sus ciclos vitales más largos en la Tierra más veloz, los astronautas consumían un “Alimento de la Vida” y una “Agua de la Vida”, que venían de su planeta natal. En los laboratorios biológicos de Eridu, cuyo emblema era la señal de las Serpientes Enlazadas, Ea intentaba desvelar los secretos de la vida, reproducción y muerte. ¿Por qué los hijos nacidos de astronautas en la Tierra envejecían más rápido que sus padres?

    Ahora que Nibiru se había acercado de nuevo a la Tierra, el gran Anu, con su esposa Antu, venía a la Tierra en visita de estado, para ver con sus propios ojos cómo iban las cosas. La urgencia por traer la metalurgia a la ciudad de Uruk tenía que ver con la inminente visita de estado de Anu. Quizás para hacerle ver que todo iba bien, que la ciudad, Uruk, se había construido en su honor, y presumir de logros metalúrgicos.

    Zecharia Sitchin podía leer la escritura cuneiforme de las tablillas sumerias, y fue a través de sus interpretaciones que construyó la historia de los Anunnaki.

    En aquella memorable noche en Uruk, en cuanto se divisó Nibiru, los sacerdotes encendieron las antorchas como señal para las poblaciones cercanas. Y así, se fueron encendiendo hogueras, hasta que todo Sumer resplandeció, celebrando la presencia de Anu y Antu, y el avistamiento del Planeta de los Dioses.

    Tanto si la gente era consciente como si no, de que estaban presenciando un avistamiento celeste que sólo ocurría una vez cada 3.600 años terrestres, lo que sí que debían saber era que se trataba de un fenómeno que sólo tendrían ocasión de verlo una vez en sus vidas. La humanidad no ha dejado de anhelar el regreso de aquel planeta, y simplemente recuerda aquella era como una Era de Oro: no sólo en términos físicos, sino también porque culminó un período de paz y de progresos sin precedentes para la humanidad.

    ¿Qué se había conseguido al conceder a la humanidad los dos metales divinos, AN.NA y AN.BAR, con los cuales hacer herramientas duras? ¿Qué se había conseguido al extender las operaciones al otro lado del mundo(América)? ¿Estaban los almacenes llenos de oro, como se había dicho, listo para ser embarcado hacia Nibiru?

    Cuando Anu y su esposa llegaron para ver las riquezas minerales (en América), la zona sagrada de Tiahuanacu, su recinto sagrado y sus muelles, todo estaba preparado. ¿A quiénes enrolaron y llevaron allí los Anunnaki, hacia el 4000 a.C, para construir todo aquello? Para entonces, los pueblos de las montañas que rodeaban Sumer tenían ya una rudimentaria tradición en trabajos metalúrgicos y de cantería, y pudieron estar entre los artesanos que se llevaron allí. Pero la verdadera tecnología metalúrgica, incluida la fundición, la tecnología de construcción a partir de planos arquitectónicos y la de seguimiento de orientaciones estelares, estuvo en manos de los sumerios.

    Pero tan pronto (en términos Anunnaki) Anu y Antu regresaron a Nibiru, la pacífica división de la Tierra entre los clanes Anunnaki se vio alterada. La guerra de Marduk estaba por comenzar…

    Síganos en la próxima entrega de las crónicas Anunnaki según Zecharia Sitchin.

    Fuentes:

    – Zecharia Sitchin.(2007). Book I of The Earth Chronicles. The 12th Planet. Harper Collins.
    – Zecharia Sitchin. (2007). Book II of The Earth Chronicles. The Stairway to Heaven. Harper Collins.
    – Zecharia Sitchin. (2007). Book III of The Earth Chronicles. The Wars of Gods and Men. Harper Collins.
    – Zecharia Sitchin. (2007). Book IV of The Earth Chronicles. The Lost Realms. Harper Collins..
    – Zecharia Sitchin. (2007). Book V of The Earth Chronicles. When Time Began.Harper Collins.
    – Zecharia Sitchin. (2007). Book VI of The Earth Chronicles. The Cosmic Code. Harper Collins.

    Historias relacionadas:

    Historias relacionadas

    Las Crónicas Anunnaki IV: la 3ra visita de Anu
    Anunnakis

    Comparte este artículo

    Alan Brain

    Alan Brain

    Comunicador audiovisual e investigador independiente. En Los Divulgadores, Alan Brain cubre los rubros de astronomía, ciencia, estudios bíblicos y extraterrestres, entre otros. “Un divulgador necesita ser, al mismo tiempo, un investigador exhaustivo, un traductor riguroso y un buen narrador.” @alanbrain.

    Raúl Julia Levy: “se viene una era de terror”

    Entrada siguiente »

    Los Anunnaki: la conexión Perú I (Tiahuanaco)

    5 Comentarios

    mostrar comentarios + esconder comentarios -
    1. Anibal
      / 4 septiembre, 2012

      hola Alan te felicito por tu trabajo de divulgador . un abrazo

       

    2. Alan Brain
      / 24 marzo, 2012

      Hola Patricia,

      Cómo estás? no necesitamos lo de señor, Alan alcanza y sobra. Es cierto, y te agradezco por recordármelo. Esta semana retomaremos las crónicas Anunnaki. Entre las tormentas solares, Eisenhower y sobretodo las piedras de Ica, las habíamos dejado de lado. Lo de las piedras de Ica nos ha costado porque es un tema que a nuestro parecer está cerrado: la mayoría de las piedras son falsas, no hay más. Queríamos que quede demostrado claramente. Por eso el artículo tiene la extension que tiene. Era la única forma. Gracias una vez más.

      Saludos cordiales,

    3. Patricia Velázquez G.
      / 20 marzo, 2012

      QUE TAL SR. BRAIN, ESPERO CON PAZ-CIENCIA (LA CIENCIA DE LA PAZ, EN LA CERTEZA DE SU OCURRENCIA)LA NUEVA ENTREGA DE LAS CRÓNICAS ANUNNAKI V .
      SALUDOS AFECTUOSOS.

    4. Alan Brain
      Alan Brain
      / 4 diciembre, 2011

      Hola Peter,

      Gracias por las palabras y los ánimos¡¡
      Tu lo has puesto de manera muy clara: nosotros (te incluyo) no tratamos de convencer a nadie. En todo caso, sólo pedimos que se consideren, que no se dejen de lado, las teorias de investigadores como Sitchin. Me parece que este punto de vista, que nace de la duda y de las interrogantes que aún no tienen respuesta es una buena herramienta en la búsqueda de la verdad. Un abrazo y bienvenido.

    5. / 4 diciembre, 2011

      Simplemente felicitaros por tus intervenciones en el debate. Creo que es evidente que habéis leído los libros de Sitchin y no tratáis de convencer a nadie (igual que Sitchin), sin embargo otros que no los han leído tratan de convencernos de que nos olvidemos de Sitchin y eso lo deja todo muy claro.
      La verdad es que he conocido vuestro blog gracias a la Mentira y me alegra, es lo único bueno y claro que he sacado de ese sitio, aunque su autor parece tener buenas intenciones, como habéis criticado, solo se centran en ciertos temas y siempre desde el punto de vista oficial, parece que no saben lo que significa ser escéptico.
      Mucho ánimo

  • Anibal
    04-09-12

    hola Alan te felicito por tu trabajo de divulgador . un abrazo

     

  • Cristianismo

  • museo de la biblia steve green scott carroll bible museum

    El infame Museo de la Biblia

    En el 2017, en el corazón de Washington D.C, el multimillonario Steve Green abrirá las puertas del espectacular Museo de la Biblia. Una inversión de 800 millones ...

    Lea Más
  • BADALOCCHIO, Sisto The Dead Christ

    El verdadero final del evangelio de Marcos

    Entre los últimos versículos del evangelio canónico conocido como el evangelio de Marcos, duerme anestesiada una historia que demuestra que la Biblia más que la pura ...

    Lea Más
  • Explorar más entradas

    Más

    Annunakis

  • Anunnaki, Peru, extraterrestres, teshub, Wiracocha, Tiahuanacox

    Los Anunnaki: la conexión Perú VIII (la primera pista)

    La reconstrucción de la historia sobre la posible presencia Anunnaki en el Perú empieza a tomar forma y cobrar sentido como una cronología alternativa a la historia ...

    Lea Más
  • Anunnaki, tiahuanaco, Sitchin, posnansky, titicaca, oro

    Los Annunaki y los secretos del lago Titicaca

    En el altiplano boliviano, a 4,000 metros de altura y casi a orillas del lago Titicaca, yacen los restos pétreos de lo que continúa siendo uno de ...

    Lea Más
  • Explorar más entradas

    Más
    2012 Abducciones Anunnaki Astronomía Contacto extraterrestre Enki Enlil Exopolítica Extraterrestres Historia alternativa del Perú Historia de la biblia Jesucristo Mayas NASA Nibiru Nuevo Testamento Ovnis Raúl Julia Levy Sumerios Tormentas solares Vida extraterrestre Zecharia Sitchin