Tras los pasos del apóstol perdido de Jesucristo III
Los Divulgadores
El “discípulo amado” fue quien dio el testimonio del cuarto evangelio, que proviene de una familia adinerada y que posee una propiedad grande en Jerusalén. Tras los pasos del apóstol perdido III
    "Cristo muerto consolado por su madre y por San Juan", Giovanni Bellini
    Print Friendly

    Tras los pasos del apóstol perdido de Jesucristo III

    25 noviembre, 2011 por
    Jesucristo consolado por su madre.

    Jesucristo muerto consolado por su madre y por San Juan”, Giovanni Bellini.

    En nuestra búsqueda de la identidad del “discípulo amado” hemos descartado al apóstol Juan, a María Magdalena, a Lázaro, y a Santiago, el hermano de Jesucristo.

    Tenemos en claro, que el “discípulo amado” fue quien dio el testimonio del cuarto evangelio, que proviene de una familia adinerada y que posee una propiedad grande en Jerusalén donde tuvo lugar la última cena.

    ¿Qué más nos revela un análisis ingenioso del evangelio escrito por la comunidad del “discípulo amado”?

    Juan XXI, 20-23, Pedro se vuelve y ve siguiéndoles detrás, al discípulo a quién Jesús amaba…Viéndole Pedro, dice a Jesús: «Señor, y éste, ¿qué?» Jesús le respondió: «Si quiero que se quede hasta que yo venga, ¿qué te importa? Tú, sígueme.»

    De acuerdo con el pasaje, el “discípulo amado” era tan importante para Jesucristo que Pedro recibió una respuesta tajante al preguntar porque este los seguía.

    Lo cierto es que si era tan importante tendría que haber estado con Jesucristo desde un inicio, pues la importancia entre los apóstoles era determinada por su antigüedad en el movimiento. Un detalle que no hay que dejar pasar es que este evangelio es el único donde no se emplea la palabra “apóstoles”. Pareciera que el autor se sabía discriminado de la tradición apostólica, y en un intento por reivindicarse hubiera querido eliminar el concepto de los doce.

    Según el erudito de la Biblia, Raymond Brown (1928-1998), el “discípulo amado” podría haber sido inicialmente un seguidor de Juan Bautista.

    Juan I, 35-40, Al día siguiente, Juan(Bautista) se encontraba de nuevo allí con dos de sus discípulos. Fijándose en Jesús que pasaba, dice: «He ahí el Cordero de Dios.» Los dos discípulos le oyeron hablar así y siguieron a Jesús. Jesús se volvió, y al ver que le seguían les dice: «¿Qué buscáis?» Ellos le respondieron: «Rabbí – que quiere decir, “Maestro” – ¿dónde vives?» Les respondió: «Venid y lo veréis.» Fueron, pues, vieron dónde vivía y se quedaron con él aquel día. Era más o menos la hora décima. Andrés, el hermano de Simón Pedro, era uno de los dos que habían oído a Juan(Bautista) y habían seguido a Jesús.

    “El bautismo de Cristo”, Annibale Carracci.

    Como vemos, son dos los seguidores de Juan el Bautista que partieron con Jesucristo, pero sólo se menciona el nombre de Andrés, el otro permanece en el anonimato. Para Brown y otros investigadores, este discípulo anónimo es el “discípulo amado”.

    Si seguimos analizando los pasajes donde aparece este discípulo sin nombre encontraremos importantes pistas para desvelar la identidad de nuestro personaje.

    Lo volvemos a encontrar momentos después de la captura de Jesucristo.

    Juan XVII, 15-16, Seguían a Jesús Simón Pedro y otro discípulo. Este discípulo era conocido del Sumo Sacerdote y entró con Jesús en el atrio del Sumo Sacerdote, mientras Pedro se quedaba fuera, junto a la puerta. Entonces salió el otro discípulo, el conocido del Sumo Sacerdote, habló a la portera e hizo pasar a Pedro.

    La información contenida en este pasaje es decisiva en nuestra búsqueda. Una vez más, tenemos al “discípulo amado” camuflado como el otro discípulo, el que no tiene nombre. Tener la posibilidad de ingresar al palacio del sumo sacerdote Caifás y hacer entrar a alguien más, era imposible para los humildes discípulos de Jesucristo. Podemos deducir entonces que nuestro personaje es parte del entorno de los altos sacerdotes judíos de Jerusalén y no es ninguno de los doce apóstoles.

    Para Michael Benoit, el cuarto evangelio es el recuerdo de un hombre que conoció a Jesucristo a la orilla del Jordán, lo siguió cuando este llegó a Jerusalén, presenció sus milagros, dio su casa para la última cena, estuvo al pie de la cruz y lo vio resucitado.

    “El entierro de Cristo”, Sisto Badalocchio.

    El discípulo amado podría ser quien contactó a Jesucristo con gente acaudalada, como Lázaro, y con prominentes miembros del Sanedrín, como Nicodemo y José de Arimatea.

    Justamente, estos dos últimos, encajan con la descripción del “discípulo amado”. Los dos viven en Jerusalén y  podrían haber prestado su casa para la última cena, ambos provienen de una familia adinerada, ambos podrían haber sido discípulos de Juan Bautista y también ambos tendrían las conexiones necesarias para poder entrar al palacio de Caifás el día que capturaron a Jesucristo.

    Sin embargo, existe un grave problema, sus nombres son mencionados en el cuarto evangelio, y eso hace muy improbable que uno de ellos sea el “discípulo amado”.

    Llevando la especulación al límite podríamos deducir que el “discípulo amado” fue alguien del entorno de José de Arimatea o Nicodemo y que, probablemente, fue quien les presentó a Jesucristo. Para Los Divulgadores, ir más allá es entrar en terreno pantanoso.

    La identidad del “discípulo amado” fue eliminada de los evangelios canónicos, con la excepción del relato que él mismo le contó a sus seguidores. Las razones de la marginación son materia de otro articulo que tendría que ver con la luchas internas entre las primera comunidades cristianas.

    El cuarto evangelio nos presenta una visión mística de la vida de Jesús que no encontramos en los otros tres. Este es, en esencia, el legado del anónimo seguidor de Jesucristo, haya sido apóstol, discípulo o amigo.

    Las citas bíblicas las hemos tomado de la New Revised Standard Version Holy Bible with Apocrypha. Oxford University Press, 1989. Para la versión en español hemos usado como base la anterior comparándola con La Biblia De Jerusalén Latinoamericana, Editorial Desclée De Brouwer, 2007. Hemos empleado además, como apoyo en caso de discrepancia, The Word Study Greek-English New Testament with Complete Concordance de Paul R. McReynolds, Tyndale House Publishers, 1999.

    Fuentes:

    – Raymond Brown (1979). The Community of The Beloved Disciple. Paulist Press.
    – Michael Benoît (2010). El enigma detrás de los evangelios. Plaza Janes.

    Historias relacionadas:

    Historias relacionadas

    Tras los pasos del apóstol perdido de Jesucristo III
    Cristianismo

    Comparte este artículo

    Oscar Mercado

    Oscar Mercado

    Historiador e investigador independiente. En Los Divulgadores, Oscar Mercado cubre los rubros de historia alternativa, arqueología, esoterismo y estudios bíblicos, entre otros. “Queremos sembrar dudas, cosechar respuestas y porque no, develar alguna verdad perdida entre los pliegues de la historia.”

    El ranking de la vida extraterrestre

    Entrada siguiente »

    Expertos del mundo se reúnen para descifrar calendario maya

    4 Comentarios

    mostrar comentarios + esconder comentarios -
    1. felix
      / 7 diciembre, 2014

      el discipulo amado era el apostol felipe

    2. Luis
      / 14 marzo, 2013

      Que pasaría si ese discipulo amado sea quiza hijo de Jesús con Maria Magdalena y esto tiene una relación directa con el santo grial. Sabemos que la biblía ha sido modíficada a conveniencia de la Iglesía Católico Romana.

    3. Azul
      / 23 octubre, 2012

      Pues si que es un gran misterio quien fue el dichoso discipulo amado, aunque de repente vino a mente retorcida la vaga idea de que tal vez era su pareja gay, no querían que esto fuera descubierto y por eso solo hacen mención de él muy pocas veces . En fín, solo ellos lo supieron, si es que existió o existerion.

      Saludos.

  • felix
    07-12-14

    el discipulo amado era el apostol felipe

  • Cristianismo

  • museo de la biblia steve green scott carroll bible museum

    El infame Museo de la Biblia

    En el 2017, en el corazón de Washington D.C, el multimillonario Steve Green abrirá las puertas del espectacular Museo de la Biblia. Una inversión de 800 millones ...

    Lea Más
  • BADALOCCHIO, Sisto The Dead Christ

    El verdadero final del evangelio de Marcos

    Entre los últimos versículos del evangelio canónico conocido como el evangelio de Marcos, duerme anestesiada una historia que demuestra que la Biblia más que la pura ...

    Lea Más
  • Explorar más entradas

    Más

    Annunakis

  • Anunnaki, Peru, extraterrestres, teshub, Wiracocha, Tiahuanacox

    Los Anunnaki: la conexión Perú VIII (la primera pista)

    La reconstrucción de la historia sobre la posible presencia Anunnaki en el Perú empieza a tomar forma y cobrar sentido como una cronología alternativa a la historia ...

    Lea Más
  • Anunnaki, tiahuanaco, Sitchin, posnansky, titicaca, oro

    Los Annunaki y los secretos del lago Titicaca

    En el altiplano boliviano, a 4,000 metros de altura y casi a orillas del lago Titicaca, yacen los restos pétreos de lo que continúa siendo uno de ...

    Lea Más
  • Explorar más entradas

    Más
    2012 Abducciones Anunnaki Astronomía Contacto extraterrestre Enki Enlil Exopolítica Extraterrestres Historia alternativa del Perú Historia de la biblia Jesucristo Mayas NASA Nibiru Nuevo Testamento Ovnis Raúl Julia Levy Sumerios Tormentas solares Vida extraterrestre Zecharia Sitchin